Opinión

Drogas ilegales y adictos a la alza

La evidencia hoy disponible es muy clara; por un lado, una mayor variedad y cantidad de drogas en el mundo, y por el otro, una mayor cantidad de usuarios (adictos), de los cuales muchos están muriendo muy jóvenes, primordialmente por el uso de opiáceos. 

Avatar del

Por: Éctor Jaime Ramírez Barba

La evidencia hoy disponible es muy clara; por un lado, una mayor variedad y cantidad de drogas en el mundo, y por el otro, una mayor cantidad de usuarios (adictos), de los cuales muchos están muriendo muy jóvenes, primordialmente por el uso de opiáceos. Debemos ocuparnos.

El informe mundial sobre drogas 2019 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) revela datos muy preocupantes estimados lectores: el número de muertes vinculadas al consumo de drogas en 2017 fueron casi 140 mil más que en 2015. 

Los opioides fueron las drogas más mortíferas, tan sólo en los Estados Unidos fueron más de 45 mil muertos.

La OCDE también emitió una alerta a los países miembros por la crisis del consumo de opioides, pues entre 2011 y 2016 en los 25 países que la integran, las muertes relacionadas con los opioides aumentaron en más del 20%, manifestándose el abuso de los opioides con sobrecarga de los servicios de salud a través de la hospitalización y las visitas a la sala de emergencias.

Gabriela Ramos, jefa de personal de la OCDE y Sherpa del G20, al lanzar el informe en París resaltó que esta crisis afectó a los más vulnerables e instó a los gobiernos a tomar medidas decisivas para detener la trágica pérdida de vidas y abordar los terribles costos sociales, emocionales y económicos de la adicción con un mejor tratamiento y soluciones de políticas de salud, enfatizando que la política más efectiva sigue siendo la prevención.

El informe 2019 también resalta más consumidores de drogas, señalando que en 2017 unos 271 millones de personas -el 5,5% de la población mundial de 15 a 64 años- fue un 30 % mayor a la de 2009. 

La droga más extendida fue la marihuana con unos 188 millones de consumidores, documentándose que también se ha elevado el número de personas con trastornos graves causados por las drogas.

En México, los años de vida ajustados por discapacidad (DALY), que muestran los problemas de salud que causan el mayor sufrimiento en una sociedad, ya sea matando a personas cuando son muy jóvenes, acortando en unos pocos años la vida de muchas personas o causándolos diariamente por el abuso de drogas se ha incrementado. 

En 2017, en la población de 15 a 49 años se perdió el 2% de DALY por alteraciones debido al uso de drogas, 0.40% más que en la última medición. Guanajuato tuvo la misma tendencia. 

Otros hallazgos fueron que la producción de cocaína en 2017 fue de dos mil toneladas, 25% más que en 2016, la mayoría proveniente de Colombia. 

México, con 586 toneladas, fue el segundo productor de opio del mundo sólo detrás de Afganistán, subiendo los cultivos de adormidera en nuestro país de seis mil 900 hectáreas en 2007 a 30 mil 600 en 2017.

En México se han documentado casos de adicción a un analgésico sintético llamado tramadol, que es similar a la morfina. 

La ONU alertó una crisis de su abuso sobretodo en el África y considera que podría estar más extendido de lo pensado. 

Otras drogas sintéticas también están en auge, hay cerca de 30 millones de consumidores de anfetaminas y estimulantes análogos y existen 21 millones que toman “éxtasis”.

La ONU deja entrever que la legalización de la marihuana con fines lúdicos permitida en nueve estados y en el distrito de Columbia del vecino país del norte, pudo impulsar el mayor consumo de esa droga. 

Al observar un período de 10 años, entre 2007 y 2017, el aumento en el número de estadounidenses que consumió marihuana al menos una vez al año fue del 63 % y mayor aún, del 130 %, el de las personas que usaron a diario la droga.

La ONU advirtió que, si bien es demasiado pronto para evaluar el impacto final de la legislación que permite el uso lúdico de la marihuana en Canadá, Uruguay y varias entidades de Estados Unidos, algunas de las primeras tendencias son dignas de un estrecho seguimiento. 

Más atención debemos prestar los mexicanos a estos hallazgos a la luz de la presión existente para legalizar su consumo, pues los efectos dañinos del consumo de marihuana están a la vista.

Por último, la ONU destacó que la prevención y el tratamiento siguen fallando en muchas partes del mundo y sólo una de cada siete personas con problemas graves de adicción recibe tratamiento. 

La situación en los países en desarrollo es mucho peor. 

El informe también pone el foco en la situación en las prisiones, donde los problemas de consumo y la prevalencia de enfermedades infecciosas relacionadas con el consumo de drogas, como el VIH, la hepatitis C y la tuberculosis, son mucho más altas. 

En México, el presidente Andrés Manuel López Obrador presentó un esbozo de la Estrategia Nacional de Prevención de Adicciones. 

Una vez que la publique con sus detalles, recibirá todo el apoyo necesario en el PEF 2020 por parte de este escribidor y su grupo parlamentario del PAN. 

Fuente: https://www.unodc.org 

Y tú, ¿qué opinas?