Opinión

El Caso Torreón

La tragedia acontecida en Torreón la semana pasada en la que murieron una maestra y el agresor, además de que resultaron heridas otras 6 personas, ha dejado un mar de declaraciones tanto de funcionarios públicos como de la población en general

Avatar del

Por: Héctor Gómez de la Cortina Guerrero

Para Lalo Almanza con mi abrazo solidario"

La tragedia acontecida en Torreón la semana pasada en la que murieron una maestra y el agresor, además de que resultaron heridas otras 6 personas, ha dejado un mar de declaraciones tanto de funcionarios públicos como de la población en general. Ha cimbrado a una ciudad entera y ha causado un enorme desasosiego y duda en el sentido de que cómo es posible que un niño de 11 años haya planeado semejante ataque, ¿qué estaba pasando por su cabeza?

En México no estamos acostumbrados a los tiroteos escolares. El de 2017 en Monterrey nos causó impacto, pero si revisamos la historia, nunca hemos sido presas del miedo en una escuela por una situación similar. En Estados Unidos lamentablemente es una constante en buena medida por el fácil acceso que allá tienen para adquirir cualquier tipo de arma. Seguirá sucediendo mientras los políticos del país del norte no le pongan un freno a la accesibilidad que todo ciudadano tiene para adquirir armamento.

En Torreón el gobernador Miguel Riquelme le echó la culpa de inmediato a los videojuegos violentos, en particular a uno llamado “Natural Selection” en virtud de que el agresor portaba una playera con esa leyenda. La declaración del ejecutivo estatal es absurda por decir lo menos. Para comenzar, hay que decir que todos los videojuegos contienen una marca en la caja en la cual aparece claramente la edad para la que están diseñados dichos juegos, ¿es entonces culpa del creador del juego o de los adultos que se lo compraron? ¿es problema del entorno de violencia que vive desde hace más de una década nuestro país? ¿el ataque es resultado de que el niño haya crecido lejos de sus padres y viviera con la abuela? ¿es problema de la escuela al no haber detectado los problemas del niño? ¿trató el menor de emular la masacre de Columbine en 1999 al estar vestido como uno de los perpetradores? Difícil saberlo, difícil responder.

Se ha dicho que el menor no sufría acoso y que tenía muy buenas calificaciones, ¿qué pasó entonces? ¿debieron aceptar los padres el operativo “mochila segura”? Cientos de preguntas flotan en el aire. Mientras tanto en un país que continúa desangrándose, una noticia de esta naturaleza suele ser devastadora. Tan sólo 11 años tenía, ¿cuál fue el detonante de su decisión?

hgomezdelacortina@hotmail.com

Twitter: @gomez_cortina

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?