Opinión

Estudiantes foráneos en León

En promedio el estudiante foráneo de una universidad privada gasta al mes en manutención en promedio, cerca de 5,000 pesos mensuales, y los de escuelas públicas 3,000 pesos.

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

León (hasta antes de la pandemia) había logrado atraer con sus instituciones educativas públicas y privadas, a miles de jóvenes, que provocan una importante derrama económica y que -en un porcentaje alto tanto como el 30%-, terminados sus estudios de bachillerato, licenciatura o posgrado, se arraigan en estas latitudes en busca de empleos. En este espacio he expuesto que la cifra de estudiantes en estos niveles oscila entre 25 y 30 mil como población flotante. Para la tercera parte de ellos, se presentan limitaciones para poder estudiar en la ciudad, no teniendo familiares con quienes puedan vivir. 

Actualmente, casi un 60% de la matrícula universitaria en León es privada; en estas escuelas alrededor del 35% del total de estudiantes, proviene de municipios foráneos. Lagos de Moreno, Celaya, Irapuato, Ciudad de México, Guanajuato, Salamanca y San Francisco del Rincón, son algunas ciudades que envían a sus hijos a estudiar a León a universidades privadas; en las públicas, provienen de todo el País (en IPN y en UNAM), donde no hay oferta educativa pública; de ellos, la tercera parte provienen de zonas rurales. En estas universidades públicas, el porcentaje de foráneos más todavía; estos jóvenes emigran a León a estudiar y más de la mitad de estos, se quedan a trabajar. 

La problemática de esta migración, tiene dos vertientes: por un lado, los municipios de donde provienen, pierden talentos y por otro, León debe crear empleos para ellos cuando terminen los estudios y dada la realidad, debemos aprovechar su talento. ¿Pero cómo lograr que tengan regreso a sus municipios también? No es sencillo, pero puede lograrse ligando las becas, servicio social, estadías, tesis, tareas, etc. a proyectos de aplicación en sus respectivos municipios. 

En promedio el estudiante foráneo de una universidad privada gasta al mes en manutención en promedio, cerca de 5,000 pesos mensuales, y los de escuelas públicas 3,000 pesos. Deben invertirlo en rentas, transporte, alimentos, mobiliario, libros, internet, esparcimiento, etc. sin tomar en cuenta la derrama económica por colegiaturas. Los estudiantes de universidades públicas tienen el triple de probabilidad de desertar por cuestiones económicas que el de una universidad privada.

En 1998 recién me nombraron Rector de la Universidad Tecnológica de León (UTL) visité por invitación de mis alumnos algunos “cuartos” donde vivían jóvenes provenientes de Irapuato; eran cuartitos en el centro, cuartitos en los suburbios; dormían en el piso y “malcomían”. Poco alimento; falta de supervisión, falta de mobiliario, distancia de la familia, independencia, altos costos, eran una mezcla peligrosa que terminaba en deserción de la escuela. Compartir sus fiestas, transportes en camiones, deportes, y sus conciertos me enseñó mucho.

Cerradas las opciones de apoyo de hospedaje por parte del gobierno y de las universidades públicas y con todo en contra, formé Albergues Universitarios AC y que nació en el 2000 con una casa para señoritas, y ya a finales del 2003 construimos otra para varones; nació como un modelo que mostró su sustentabilidad financiera, considerando que los ingresos “simbólicos” se dedicaron siempre a renovar el mobiliario y a trabajos de mantenimiento. Invité a cooperadores que, con libros en buen estado, mobiliario usado y muchas porras, ayudaran al proyecto. En esos 20 años logramos atender a 300 estudiantes. 

Como muchas causas perdidas, por utópicas, la asociación mostró que, sin aportaciones gubernamentales, es posible porque es necesario, que las casas de estudiantes foráneos sean no solamente un cobijo y ambiente de estudio digno, sino un espacio educativo. Al cumplir 20 años, Albergues Universitarios cierra sus actividades pues la problemática se ha solucionado paulatinamente, pues los estudiantes tienen acceso ya a apoyos gubernamentales y sus condiciones han mejorado considerablemente por opciones de empleo temporal. Misión cumplida. 

DA

    
 

En esta nota:
Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am

Y tú, ¿qué opinas?