Opinión

Grises

Duro golpe al sector de bienes raíces en México durante el confinamiento.

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez

Ánimo que ya es lunes. Comencemos hablando del sector de bienes raíces, las complicaciones a las que se enfrentaron con el confinamiento social derivado de la pandemia que aún vivimos y los comportamiento del mercado que comenzaron en marzo y habrán de quedarse en las opciones de compra de vivienda en México.

Platicando con Daniel Narváez, director de Comunicación y Mercadotecnia de Lamudi México, explicó que en tres meses se pausó prácticamente el 90% de las operaciones de venta, sin embargo las de renta continuaron porque al final de cuentas ese consumidor tenía la necesidad de un lugar para habitar, el cambio fue en que no optó por la compra por ahora.

Hay que considerar que la pandemia, encontró a México con varias dolencias y a varios sectores con síntomas de “cuerpo cortado”, lo que provocó que la caída fuera mayor por la tendencia a la baja que se registraba.

En términos globales la demanda inmobiliaria tuvo una baja del 60%, mientras que en México la reducción fue del 15% al concluir en mayo en comparación al mismo mes, pero de 2019.

En comparación con otros sectores el valor de la tierra e inmuebles no perdió valor, sin embargo varios personajes involucrados en la venta optaron por considerar ajustes en los costos para adecuarse a las afectaciones económicas.

Durante estos tres meses, de acuerdo a las cifras de Lamudi, se encontró una dinámica interesante en temas como: el incremento en viviendas de interés social que con casas con precio hasta de un millón de pesos con un 5% más de demanda, en el segmento de interés medio -casas con valor hasta los 3 millones de pesos- el aumento fue del 10%.

Sin embargo en segmentos de mayor costo como son premium residencial plus y premium la caída fue del 54% y 74% respectivamente.

     Cambios

Daniel Narváez proyecta un segundo semestre del 2020 en el que serán clave las medidas que el Gobierno Federal considere en asuntos de créditos hipotecarios y la situación económica que vive el país, de lo contrario difícilmente ven que cambie la tendencia de adquirir vivienda por medio de una renta.

Consignó que hasta no existir una vacuna para el coronavirus la situación de incertidumbre en menor o mayor tamaño, continuará.

Y siguiendo con el panorama del sector de bienes raíces; recorridos virtuales, mayor número de búsquedas por internet e interés de inmobiliarias para sumar a asesores externos de otras partes de México, han sido parte de los cambios que han adoptado empresas y clientes.

Varias de estas formas de vender se quedarán como opciones fijas a la hora de buscar una vivienda.

Los recorridos virtuales de viviendas fueron una herramienta que permitió al vendedor mantener la posibilidad de seguir ofreciendo a prospectos su opciones inmobiliarias que por el confinamiento, la forma tradicional de hacerlo físicamente quedó eliminada.

Daniel Narváez contó que la inclusión de tecnología en la operación inmobiliaria es parte de los grandes retos del sector.

     Comportamiento

Otro dato a considerar es que las personas al estar más tiempo en su casa, tuvieron mayor tiempo de buscar opciones de vivienda por internet, por eso creció también la búsqueda en portales inmobiliarios.

El directivo del portal inmobiliario con presencia en 34 países, comentó que con el paso de la pandemia ahora varias empresas se dieron cuenta de que no era suficiente tener a asesores inmobiliarios en su ciudad o estado, sino a nivel nacional para llegar a estados en donde posiblemente en la actualidad se concentra un mayor número de potenciales compradores.

Es así como creció la economía colaborativa en el sector, porque, por ejemplo, quienes tengan interés y cuenten con el potencial económico de comprar una vivienda en Guanajuato, Yucatán y Riviera Maya están en Nuevo León o Ciudad de México, ahora teniendo un esquema de ventas nacional y no solamente local.

Otro cambio que han encontrado que sucederá, es que ahora el mercado será más exigente, evaluará la calidad de los materiales, en el ajuste o reajuste del valor, por ejemplo existen residenciales que usan material para vivienda de menor costo, y esas cosas las hará saber a la hora de la compra.

Los espacios adecuados para oficina y usos mixtos comunitarios en las zonas serán considerados por los desarrolladores a la hora de construir.

Esto porque el trabajo de oficina en casa no es algo temporal, es una tendencia que irá en aumento.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?