Opinión

Guanajuato, Gro.

No, no me equivoqué, así es el título: Guanajuato. Gro.

Avatar del

Por: Carlos Arce Macías

No, no me equivoqué, así es el título: Guanajuato. Gro.

La locura del presidente de la República por sostener a un político impresentable a la candidatura para gobernador de Guerrero le acarreará altos costos a su partido Morena. Y es que las evidencias que existen en contra de este personaje, extraído de la cloaca de la política, son claras y contundentes.

El patético espectáculo se desarrolla en medio de un pesado ambiente, de justa intolerancia de las mujeres a permitir que gandules, vayan por la vida sin pagar las culpas de sus fechorías. Y una vez más el político de mayor relevancia en el país, muestra su total abulia por las políticas en contra de los abusos y violencia de género. ¡Ya chole! Exclama, solo para de inmediato ratificar que Félix es el bueno.

Las mujeres, especialmente las activistas, actrices, funcionarias y políticas de oposición, así como un selecto grupo de morenistas, exigen a nuestro gobernante matutino que “Rompa el Pacto”. Y es que nuestra nación carga sobre sus hombros un terrible yerro: haber aceptado por décadas el “Pacto de Impunidad”, que les garantiza a los políticos no enfrentar a la justicia, o al hacerlo, tener el acceso a la gracia que el político en turno derrama sobre todos los afiliados a su categoría.

El Pacto de Impunidad que protege a Félix Salgado Macedonio, se expresó en forma contundente durante la mañanera del jueves en Palacio Nacional. Son solo cosas del momento, de las elecciones, excusa el oficiante. Aún cuando el pestilente político guerrerense tiene denuncias en curso por violación a una menor de edad y de otras dos mujeres, pues no hay sentencia en firme, por lo tanto, el dedo decisorio ha entronizado a su patibulario amigo como candidato a gobernador. 

Hay que poner atención, los ciudadanos quedan entrampados en un callejón sin salida. Los malos fiscales asegurarán que las indagatorias sean erróneas, que la carpeta este mal integrada y el acusado pueda librar sus bajos instintos sin sanción alguna. Mientras, el grave asunto penal, por el cual se le acusa, es despreciado desde el podio presidencial. Sobre toda denuncia, antes se postula el “Principio de Presunción de Inocencia”. El amigo Félix, será candidato a gobernador.

Y los partidos y políticos de oposición, entre ellos los panistas, han sido claros y contundentes en expresar su rechazo al violento político, exigiendo también el rompimiento del pacto. Pero… ¡cuidado! Porque la congruencia no ha sido el hilo conductor de la dirigencia del PAN en estos momentos. En el closet panista se esconden con recelo algunos impresentables políticos locales que, sin tener la historia de delictiva de Salgado Macedonio, han evidenciado que su conducta no se ajusta a las políticas de género exigidas por el amplio sector femenino, cada día más agraviado y decidido a defenderse.

Y es el caso de nuevo, para no variar, del chacotero alcalde de Guanajuato Capital, el cual no ha tenido freno con su descomunal patanería en contra de las propias colegas del ayuntamiento, en su trato y formas de reconvenirlas, tanto a la sindico, como a las regidoras que no concuerdan con sus sospechosas propuestas. Y eso es solo para abrir boca, ya que también existen tres denuncias por motivos de violencia de género (acoto, no sexual) en contra del macho alfa del cabildo. Apuesto doble contra sencillo, que el PAN, no tendrá otra salida que citar la “presunción de inocencia” y poner a funcionar el “Pacto de Impunidad”, exactamente igual a como el presidente lo utiliza para exculpar a Salgado Macedonio, con el fin de dispensar la conducta zafia de su presidente municipal, recientemente postulado para jugarse la reelección. ¡Será vergonzoso!

Así el panismo, ya verán, nos trasladará desde capital de nuestro estado, a un ambiente tropical, de playas, palmeras y machos torvos. Pretenderán convertirnos en “Guanajuato, Gro.”.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?