Opinión

La Olla: El Marro y lo que sigue

De pena ajena las venciditas de los seguidores de Diego Sinhue y de AMLO por ‘colgarse la medallita’ de una responsabilidad que por años incumplieron Estado y Federación.

Avatar del

Por: León Jacobo Robespierre

Destapar manto de protección

A una semana de despertarnos  con la noticia de la detención de José Antonio Yépez “El Marro”, capo mayor del Cártel Santa Rosa de Lima, la pregunta que viene,  ¿qué sigue para Guanajuato?, ¿cuándo termina la guerra?

Nadie regatea un reconocimiento a esta detención. Pero de eso a celebrarlo como si la violencia desapareciera por arte de magia, hay una distancia enorme.

La experiencia de las capturas de capos en México ya debió habernos enseñado de sobra que llevarlos a prisión y dar castigo, es un imperativo de justicia -todo el que la hace la debe de pagar-, pero resolver la criminalidad es otra cosa.

De pena ajena las venciditas de los seguidores de Diego Sinhue y de AMLO por ‘colgarse la medallita’ de una responsabilidad que por años incumplieron Estado y Federación.

De ambos gobiernos están ávidos por dar buenas noticias pero los ciudadanos les pedimos de favor que lo hagan hasta que regrese la paz.

El primero en anunciar la detención fue el gobernador Diego Sinhue en un tuit a las 7:34 de la mañana que decía que “en operativo conjunto de las fuerzas federales, encabezadas por el Ejército mexicano y las autoridades estatales, de la Secretaría de Seguridad Pública y la Fiscalía General del Estado, se logra rescatar a una empresaria de Apaseo el Alto y la detención de El Marro y cinco personas más…”.

En una mañanera, el secretario de la Defensa, Luis Cresencio Sandoval, detalló el operativo con mil elementos y dejó en claro que fue la inteligencia militar la que llevó a localizar a El Marro para luego solicitar el apoyo a la Fiscalía Estatal en los cateos.

La Fiscalía del Estado replicó el comunicado, el martes subió a redes un video con imágenes de la detención, pero el fiscal Carlos Zamarripa no salió a decir nada más.

Como la espuma

El cártel que creció bajo las narices del gobierno de Miguel Márquez (con el Procurador hoy Fiscal y el mismo Secretario de Seguridad) y de Enrique Peña Nieto, no lo pudo hacer sin una amplia red de complicidades de todos los niveles. 

En particular de Pemex que permitió el robo descarado de combustible en sus ductos y desde el interior de la refinería Ing. Antonio M. Amor, en Salamanca.

Por eso el operativo secreto, la madrugada del domingo 2 de agosto en una finca de la comunidad de Franco Tavera, municipio de San José Iturbide. Luego de varios intentos fallidos de captura, no podían equivocarse. Y había que detenerlo vivo. 

El presunto líder criminal tiene mucho que decir de su manto protector, pero tiene que hacerse bajo un proceso judicial transparente, y no convertirlo en otro “lozoyazo” con el único fin de dar armas electorales a la 4T con miras al 2021.

“El Marro” ya está en el penal de El Altiplano (o de Almoloya), por cinco días durmió en el Cereso de Puentecillas, en la capital, y por seguridad decidieron el traslado.

Por videoconferencia se resolverá hoy su vinculación a proceso por los delitos del fuero común: secuestro y tentativa de homicidio (contra quienes participaron en el operativo). En lo federal enfrenta los cargos de delincuencia organizada y robo de combustible. Lo que se espera es justicia, simple y llana, sin contemplaciones.

Durazo, otros datos

Vaya, vaya con el secretario de Seguridad Pública federal, Alfonso Durazo, lo primero que estamos diciendo de no cantar falsas victorias, y a días de la detención sale a celebrar una reducción de homicidios dolosos en Guanajuato.

Además porque ni siquiera es precisa la información que presenta. Cita que en cuatro días “hay una baja sensible de homicidios en Guanajuato, del 50%”. El registro de AM/Al Día es de 47 asesinatos del domingo 2 al jueves 6 de agosto, mientras que la semana previa, del domingo 26 de julio al jueves 30, sumaron 52.

Es decir, apenas y se nota una baja de homicidios que de ninguna manera hay elementos para atribuirlo a la captura del presunto criminal. La prisa de éxitos lleva a salidas en falso cuando deberían estar concentrados en las reacciones.

Los especialistas coinciden en que, antes que una reducción, lo que hay que esperar es un ‘coletazo’ de reacción violenta de los grupos del crimen organizado. 

Empezando por el propio Cártel de Santa Rosa y el reagrupamiento interno, el ataque del Cártel Jalisco Nueva Generación por tomar el control total, y, además, el probable intento de incursión de otros grupos (en Pénjamo ya apareció una manta de una célula del Cártel de Sinaloa) o incluso la conformación de nuevos grupos.

La guerra no termina

En la semana que se fue fuimos testigos de hechos terribles. El viernes asesinaron a siete personas en una casa a pie de la carretera Jerécuaro-Apaseo el Alto.

En León, la batalla no da tregua en 2020, y no se ve una salida. Con 80 víctimas en julio, fue el segundo mes con más homicidios en la historia reciente, sólo detrás de los 82 que hubo en febrero pasado. Y agosto pinta terrible con 3 diarios promedio.

El acumulado de enero a julio es de 476 víctimas de homicidio, que significa un incremento del 61% respecto a las 295 registradas en el mismo periodo de 2019. Y eso que ya veníamos de un 2019 con un récord de 539, cerca ya de superarse.

En 21 municipios este primer semestre crecieron los homicidios, y en donde es mayor el incremento en víctimas, en este orden, es el siguiente: Celaya, León, Irapuato, Apaseo el Grande, Apaseo el Alto, San Francisco del Rincón, Villagrán, Dolores Hidalgo, Moroleón, Comonfort, Uriangato, Cortazar, Salvatierra.

Y para que no se distraigan en inútiles disputas partidistas la violencia no sabe de colores. De los anteriores 13 municipios cinco son gobernados por el PAN, tres por el PRI, dos por Morena, y con uno el Verde, PRD y Nueva Alianza.

Una palomita pues al trabajo de Federación y Estado. Ya veremos si van en serio.

Morena, telenovela

Con el proceso electoral del 2021 a la vuelta de la esquina se pondrán ‘piquete color de hormiga’ las batallas por el control de Morena a nivel nacional y en Guanajuato.

En un capítulo más de la telenovela por la dirigencia estatal que disputan el diputado local Ernesto Prieto y la sinaloense Alma Alcaraz, que ya se alargó más que en Televisa, ahora la segunda anuncia que presentará denuncias ante el Ministerio Público y la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia del propio partido.

La acusación es por usurpación de funciones en contra del salmantino por presentarse en todos lados como el Presidente del Comité Ejecutivo Estatal. Y le reprocha que ofrece dádivas, promete candidaturas y cargos partidistas.

La advertencia la firman Alma Alcaraz como secretaria general en funciones de presidenta y tres integrantes más del Comité Estatal de Morena en Guanajuato.

De paso recuerdan que el proceso electoral 2020-2021 inicia en septiembre próximo y no deberán cometer los errores para evitar una multa de las autoridades electorales, como la de $15 millones por irregularidades en gastos de 2017-2018.

Agrega que el 15 de julio el Comité Estatal resolvió acerca de la improcedencia de levantar la licencia de Ernesto Prieto para el cargo de Presidente. El Diputado asegura que es mero trámite para que tarde o temprano tomará el mando.

Por cierto sus disputas dejaron ‘tirada’ la compra del Salón Gran Victoria, en el Centro de León, contrato y anticipo avalado en la era de Yeidckol Polevnsky. No han terminado de pagarlo y lo que sí puede pasar es que pierdan lo ya dado y más.

La mira es 2024

Morena en Guanajuato parece haber definido tres bandos: el grupo del titular de Profeco, Ricardo Sheffield y de Alma Alcaraz; otro con Ernesto Prieto; y una tercera vía con la senadora Antares Vázquez Alatorre. Todos querrán influir para el 2021.

El horizonte está en el 2024 donde Ricardo Sheffield querrá repetir como candidato a Gobernador pero Antares Vázquez no parece dispuesta a ‘bajarse’ otra vez.

Hay que recordar que la michoacana Talía, hermana de Antares, no terminó bien con Ricardo y dejó hace unos meses la Subprocuraduría de Verificación de Profeco.

Falta mucho, pero la candidatura a la Alcaldía de León será un termómetro para medir fuerzas. Por el grupo de Ricardo tiene un ‘gallo’ que ya anda cantando, el presidente saliente del Colegio de Abogados de León, Jorge Marcelino Trejo. 

Antares también pondrá una carta sobre la mesa: Antonio “Toni” Cabrera, joven de 36 años fundador de Morena y candidato a diputado local y federal en 2015 y 2018.

Y por último el pleito por la dirigencia nacional también los tiene en bandos, entre quienes apoyan al coordinador parlamentario Mario Delgado y el método de una encuesta abierta a la población; y los que creen es mejor que elijan los militantes y están que echan chispas en contra del Tribunal Electoral de la Federación. 

Apurados en las grillas, conflictuados y desorganizados. Así quieren ganar el 2021.

Descontrol

El cambio de semáforo de reactivación económica a naranja volvió a evidenciar la incapacidad del Gobierno de Celaya para manejar la crisis sanitaria por el Covid-19.

Nadie duda que este repentino cambio anunciado la noche del martes tomó por sorpresa a la mayoría de gobiernos municipales de la entidad, pero la forma en que encararon esta situación mostró la capacidad para resolver el problema.

El semáforo naranja implicaba la reactivación de cines, teatros y eventos sociales al 25 por ciento, sin embargo en Celaya el decreto municipal aprobado en junio pasado no contemplaba la reapertura de estos giros.

Lejos de intentar resolver el problema el gobierno encabezado por Elvira Paniagua prefirió repartir culpas, incluyendo al Gobierno Estatal a quienes culparon de añadir giros comerciales que no estaban en la presentación del semáforo inicial. 

Aunque en eso sí tienen razón, el Estado confundió a todos con sus semáforos.

El encargado de intentar justificar esta situación fue el secretario del Ayuntamiento, Roberto Hugo Arias, quien admite estar en la cuerda floja ya que al parecer le empiezan a cantar las golondrinas ante un inminente cambio.

Ante la ausencia permanente en los últimos meses de la alcaldesa Elvira Paniagua, su Secretario del Ayuntamiento ha tenido que salir a intentar apagar los fuegos aunque de poco o nada ha servido.

Por enésima ocasión, se demoraron en intentar solucionar el problema y, aunque lo medio solucionaron el viernes con la reforma al decreto, otra vez se evidenció la poca coordinación con el Estado en temas tan relevantes como la contingencia.

A esperar

En Irapuato, el cambio de semáforo estatal por la pandemia del Covid-19 no representó de un momento a otro modificaciones, pues cines, teatros, museos, gimnasios e iglesias permanecieron cerrados esta semana.

El alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, dijo que hubo algunos adelantados, como propietarios de cines y gimnasios que abrieron sin protocolos y sin permiso de la autoridad, y pues les suspendieron sus actividades.

En el municipio fresero se dejó claro que las aperturas no serían inmediatas, y que primero los establecimientos tendrían que presentar protocolos ante las autoridades estatales y municipales, a ver si les dan el visto bueno para que se reactiven.

Varios sectores se han alzado victoriosos ante el cambio de semáforo, uno de ellos es la Iglesia, cuyo representante en la Diócesis de Irapuato, el obispo Enrique Díaz, ya salió a publicar videos donde muestra su alegría por abrir los templos otra vez.

Esos templos que durante la pandemia estuvieron realizando bautizos, confirmaciones y hasta bodas a puerta cerrada, aunque no estaba permitido, saliendo sin ninguna sanción o llamada de atención de la autoridad.

En Irapuato, las autoridades y los miembros del Consejo de Reactivación Económica han sido reiterativos en que cada municipio tiene su autonomía, y que aunque se adecúan a las disposiciones estatales, son ellos los que decidirán como se retoman actividades en esta ciudad.
 

DA

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?