La prioridad de la Fiscalía debe ser abatir la impunidad

En Guanajuato las autoridades siguen buscando resolver los problemas  de inseguridad e injusticia con el uso de la fuerza pública y el derroche de recursos  económicos, con resultados magros, violencia indeseable e impunidad.

Avatar del

Por: José Alberto Castro Vera

En Guanajuato las autoridades siguen buscando resolver los problemas  de inseguridad e injusticia con el uso de la fuerza pública y el derroche de recursos  económicos, con resultados magros, violencia indeseable e impunidad. Se equivocan.  Su enfoque debe girar a abatir la impunidad; es decir, la diferencia entre eventos  ilícitos y condenas, que se puede determinar en base al número de delitos que se  cometen en un cierto periodo y cuántos se reflejan como denunciados, procesados y  sentenciados en los registros oficiales. 

Mientras eso no se logre, lo demás son asuntos secundarios porque el combate  a la impunidad es lo único que garantiza sanción a quien infringe la Ley.  Toda acción, programa o gasto relacionado a temas de seguridad y justicia que  no contribuya a reducir la impunidad, difícilmente se podría hablar de una eficacia  en el actuar gubernamental en materia de seguridad y de justicia. Requerimos que  las inversiones se hagan con una clara visión de los resultados que la ciudadanía  reclama y merece. 

Esto cobra importancia especialmente cuando dos distintos organismos que  miden este fenómeno dan malas notas a la Fiscalía de Guanajuato. Por un lado, el  Índice de Impunidad 2018 (IGI-MEX) señala que el estado se encuentra «en el grupo  3 de impunidad alta y en el lugar 17 de la lista en el país, situándolo muy cerca del  nivel de impunidad muy alta».1 Por otro, la organización Impunidad Cero destaca que  de 2016 a 2018 la cifra negra en la entidad ha incrementado, pasando de 91.7% a 

92.4% y a 94.8%, respectivamente.2 

Ha llegado el momento de que las autoridades cambien lo que están haciendo.  Deben dejar de dar informes de acciones (desde la compra de armamento y equipo  hasta capacitaciones) y empezar a entregar y comprobar resultados. Eso es lo que los  guanajuatenses necesitamos; en particular, que demuestren una tendencia real de  reducción de la impunidad. 

Los guanajuatenses necesitamos que nos informe tres cosas: (I) cuál era el  estado al inicio de su periodo, (II) cuál es el actual, y (III) cuál es su meta para el  término del mismo con respecto a los siguientes 28 indicadores para con la Fiscalía  y los Ministerios Públicos de Guanajuato: (1) número de denuncias o querellas  atendidas; (2) número de casos en los que no se calificó de legal la detención; (3)  número de carpetas de investigación que concluyeron por actualizarse el no ejercicio  de la acción penal o emitir el perdón de la víctima u ofendido, o se determinó el archivo  temporal; (4) cuántas de esas resoluciones fueron impugnadas y el resultado de éstas,  ya sea confirmación o revocación; (5) número de carpetas de investigación que se  encuentran en reserva; (6) número de carpetas de investigación en donde se determinó  aplicar un criterio de oportunidad; (7) cuántas de esas resoluciones fueron  impugnadas y el resultado de éstas, ya sea confirmación o revocación; (8) número de  carpetas de investigación en que la autoridad judicial determinó que no existen  suficientes elementos para procesar al imputado; (9) número de órdenes de  aprehensión y órdenes de comparecencia solicitadas por el Ministerio Público y  autorizadas por el Juez; (10) número de órdenes de aprehensión ejecutadas; (11)  número de vinculaciones a proceso obtenidas; (12) número de solicitudes autorizadas  por el Juez en donde el Ministerio Público solicitó la prisión preventiva no oficiosa.  Tipo de delitos en donde se solicitó la prisión preventiva como medida cautelar; (13)  número de solicitudes autorizadas por el Juez en donde el Ministerio Público solicitó  una medida cautelar diferente a la prisión preventiva; (14) número de recursos interpuestos por el Ministerio Público en el proceso y sobre qué actos de la autoridad  judicial; (15) número de carpetas de investigación que fueron resueltas mediante  procedimiento abreviado; (16) número de carpetas de investigación que fueron  resueltas mediante suspensión condicional del proceso; (17) número de carpetas de  investigación que fueron resueltas mediante mecanismos alternativos de solución de  controversias; (18) número de carpetas de investigación en las cuales se dio  intervención a traductores e intérpretes; (19) número carpetas de investigación en las  cuales se dio intervención a las embajadas o consulados; (20) número de carpetas de  investigación en las cuales se anuló alguna prueba aportada por el Ministerio Público  en razón de una indebida o deficiente cadena de custodia; (21) número de sentencias  firmes desglosadas por condenatorias y absolutorias; (22) número de sentencias que  se encuentran en segunda instancia o en amparo directo; (23) número de amparos  interpuestos por el Ministerio Público desglosados por sentencia que ampara y protege  o que sobresee; (24) número de causas judicializadas por delitos cometidos en  flagrancia; (25) número Planes de Investigación elaborados para delitos sin flagrancia;  (26) número de causas judicializadas sin detenido; (27) número de solicitudes de  sobreseimiento; y (28) número de reparaciones del daño obtenidas. 

Sólo conociendo estos 28 indicadores los guanajuatenses podremos  determinar si el Fiscal ha logrado cumplir o no con lo que le corresponde: abatir la  impunidad.  

*Fuentes: 

1 https://www.udlap.mx/igimex/assets/files/2018/guanajuato.pdf 2 https://impunidata.org/card/guanajuato/2019

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?