Opinión

La realidad

La innovación como diferenciador y resistencia en empresas.

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez

Innovar, innovar e innovar, cuántas veces hemos escuchado a alguien utilizar esta palabra cuando se trata de dar una recomendación para que el negocio planeado vaya más allá de simplemente subsistir.

Sin embargo en aplicarlo, y realmente hacerlo de forma efectiva, es ahí donde comienza el reto.

Salim Ismail, uno de los personas principales en la creación de Singularity University, la incubadora de empresas de Silicon Valley que además brinda apoyo a la NASA y Google, se presentó ayer en el ForoGo3 de la Cofoce, y compartió que en la mayor parte de las empresas tan solo el querer introducir la innovación genera que la amígdala del peligro se active, el sistema inmune siente un ataque y viene la clásica resistencia.

“Nuestras memorias ya no están en la cabeza, sino en los dispositivos”, dice haciendo énfasis para dejar claro en los presentes el mensaje de que es necesario adaptarse, es necesario hacer uso de una tecnología que avanza causando que cada vez sea en presentaciones más compactas, más dinámicas y a un menor costo.

Para el experto, lo primero que tiene que hacer un emprendedor es convertir la empresa en digital, una marca que en la actualidad no cuenta con una base de respaldo orientada en la tecnología no podrá pensar en llegar a tener un desarrollo exponencial, ¿por qué? Porque no contará con la suficiente capacidad para avanzar y adaptar su trabajo a las necesidades actuales y siguientes. Ejemplo, el usar la tecnología para hacer más en un menor tiempo.

     Hay que actuar

El ex directivo de Yahoo comentó que es necesario que las empresas busquen el punto de disrupción, pero lo hagan de forma alterna, es decir pueden seleccionar a un grupo de personas que mientras otro equipo cumple con los compromisos diarios, ellos se enfoquen en idear cosas nuevas, que una vez sólidas se pongan a prueba en la misma empresa.

Una recomendación más es especializar el servicio, es decir, hacer que éste se ofrezca de forma diferente, pues ante una empresa que ofrece un mismo producto, la forma en que llega o el tiempo de entrega pueden marcar la diferencia.

Las empresas actuales deben ser flexibles, ágiles, adaptables y tener una respuesta de atención rápida.

Salim Ismail comentó que siempre que se busca hacer las cosas diferentes la primera reacción que habrá será de miedo y puso el ejemplo de los autos autónomos que se teme puedan atropellar gente y sin embargo hoy fallecen una gran cantidad de personas por accidentes viales por conducir en estado de ebriedad.

     Ampliación

El empresario César Gutiérrez Elizarrarás de la empresa Yamada Vistamex presentó la expansión de su planta con una inversión de 60 millones de pesos.

Un dato que llama la atención en la historia de esta compañía es que la eficiencia de la manufactura y el producto llamó la atención en 2008 a un grupo de japoneses que hicieron la propuesta al empresario mexicano de hacer alianza para sumar a Vistamex la firma Yamada.

Entre sus clientes atienden a P&G, Nature, Tupperware y armadoras del sector automotriz.

Todo inició en una crisis, la del 2007. En aquel entonces  Gutiérrez Elizarrarás era uno de los 200 colaboradores que laboraban en la empresa francesa de Moulinex ubicada en Celaya y se desempeñaba en el área administrativa.

Al cierre de la empresa pidió a los propietarios que le dieran la oportunidad de seguir, la respuesta obviamente fue que estaba loco, sin embargo les hizo ver con la inyección de plástico y ensamble tendría un importante futuro considerando que en Guanajuato existían al menos un par de marcas importantes de electrodomésticos y además el “boom” del automotriz, el tiempo le dio la razón a quien también es presidente de INDITEX delegación Guanajuato.

En esta nota:

Comentarios