Opinión

Los nuevos traidores a la patria

 En estos días patrios se menciona en el Día del Grito a los grandes héroes de la Independencia: Miguel Hidalgo y Costilla, Allende, Aldama, Abasolo, Jiménez, y algunos incluyen a doña Josefa Ortiz de Domínguez. Obvio los traidores no son recordados. 

Avatar del

Por: Lourdes Casares de Félix

En estos días patrios se menciona en el Día del Grito a los grandes héroes de la Independencia: Miguel Hidalgo y Costilla, Allende, Aldama, Abasolo, Jiménez, y algunos incluyen a doña Josefa Ortiz de Domínguez. Obvio los traidores no son recordados. Pero en una tierra cuya Historia habla de traidores y traiciones hay que tenerlos presentes para evitar el destino de repetirlas. 

En 1811 Ignacio Elizondo le tendió una emboscada a Allende que estaba con las Fuerzas Insurgentes en la que cayeron los cinco héroes que fueron finalmente fusilados. Ante este engaño, célebre es la recriminación de Hidalgo a Elizondo diciéndole: “¡Es usted un traidor!"

El escritor Francisco Martín Moreno, autor de Las grandes traiciones de México, afirma que la Historia de nuestro país está llena de esas, de traiciones que hasta nuestros días sorprenden, sobre todo las cometidas por héroes nacionales y caudillos”. 

Hoy tenemos un México dividido no sólo entre la ciudadanía misma sino entre los partidos políticos que son incapaces de unirse en un frente común que represente una oposición verdadera que pueda frenar la desmedida ambición de poder del presidente de México. Si los partidos no anteponen el bien del país ofreciendo una opción única entre todos, esta próxima elección podría entregar todo a un solo hombre que nos está llevando a la pobreza y al estancamiento por su ineptitud y falta de visión hacia el progreso. 

Los votos emanados por el desconocimiento y desinformación que no analizan las medidas del gobierno de Morena y las consecuencias que eso conlleva, pueden llevarnos al desastre. Los votos derivados del rencor hacia antiguas Administraciones sin reconocer que el actual régimen es peor que los anteriores también terminarán por hundir al país.  Sería mejor un voto de miedo, miedo a tener una mayor crisis económica, miedo a ver al país sumido en la miseria, miedo a perder la libertad de expresión, miedo a que la clase media pague más impuestos hasta tronarla, miedo a vivir bajo el mando de un solo hombre que domina la voluntad de los congresistas sin tener restricción alguna que frene o asesore sus malas decisiones. 

Hoy vemos con tristeza e indignación como las diputaciones y puestos políticos se venden y se compran sin ningún pudor ni vergüenza.  

Seguir sin medicamentos que provocan muertes de niños con cáncer; seguir con una delincuencia peor que la de gobiernos anteriores; seguir con un manejo de la economía decreciente; seguir favoreciendo con proyectos a unos pocos por designación presidencial; seguir aceptando la corrupción de miembros de su gabinete y de integrantes de su partido; seguir tolerando todo eso sería ser traidores a la patria. 

Permanecer de espectadores, permanecer indiferentes, permanecer desorganizados o permanecer en un partido sólo por conservar un puesto o un salario te convierte en un traidor de México.  

Algunos hombres cambian de partido por el bien de sus principios; otros cambian de principios por el bien de sus partidos” Winston Churchill.  

acentodemujer@hotmail.com   

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?