Opinión

Mentiroso, bufón e irresponsable

Ante la emergencia global por el COVID-19 López Obrador rechaza el uso del gel antibacterial, abraza, besa y muerde niñas, no cancela actos multitudinarios en los que toca y es tocado por centenares de personas

Avatar del

Por: Héctor Gómez de la Cortina Guerrero

La conducta del presidente de la República es digna de ser analizada por un psiquiatra. Ante la emergencia global por el COVID-19 López Obrador rechaza el uso del gel antibacterial, abraza, besa y muerde niñas, no cancela actos multitudinarios en los que toca y es tocado por centenares de personas.

Ante la emergencia que ha paralizado China, Italia, Francia, España, EEUU y otras tantas naciones, el presidente presume socarronamente una estampita, el poderoso “Detente enemigo que el corazón de Jesús está conmigo”.

Para el presidente, importa más el pensamiento mágico que los datos científicos. Pero ignora que ninguna estampita detuvo ningún tipo de pandemia, ni la peste negra, ni el cólera, ni la influenza española se detuvieron ante nada y arrasaron con poblaciones enteras.

El presidente se dice admirador de Juárez, pero viola con su conducta la laicidad del Estado, porque Obrador podría profesar la religión que quisiera, pero es una barbaridad que lo haga desde la tribuna de Palacio.

“Salgan, todo está bien”. Quizá teme las consecuencias económicas devastadoras que traerá la pandemia, pero por responsabilidad, por tratarse del Primer Mandatario, incluso por congruencia, ya que ha dicho ser ejemplo para otros, debería guardar compostura y cancelar los eventos masivos que tanto le gustan. Primero está su responsabilidad como Jefe de Estado y luego su incontenible ego.

Todo parece indicar que el Subsecretario de Salud y aparente encargado de la vocería del gobierno en temas del coronavirus Hugo López Gatell es un hombre serio, conocedor y preparado, pero aterra su lambisconería, su zalamería, sus comentarios absurdos al afirmar que el presidente “No es una fuerza de contagio”, al decir que “la fuerza del presidente es moral” y al mencionar que quizá “sería bueno que el presidente se contagiara de coronavirus, porque así quedaría inmune”. ¿De verdad alguien puede creer semejante sarta de estupideces? Ahora resulta que López Obrador es la reencarnación de Highlander, un inmortal capaz de resistir absolutamente cualquier tipo de calamidad.

Y ante el adverso escenario económico, una consulta absurda e ilegal echará abajo la construcción con un 70% de avance de la planta cervecera Constellations Brands en Mexicali. Aterra que un gobierno desconozca acuerdos, vulnere la seguridad jurídica y espante la inversión extranjera, además de la millonaria indemnización que tendrá que pagar. Lo hizo con el aeropuerto, lo hace ahora con la cervecera y todavía tiene la desfachatez y el cinismo de afirmar que “todo está bien con los empresarios”. ¿Quién demonios querrá invertir en nuestro país? Aunado a lo anterior ha dicho que no habrá ni condonación de impuestos ni apoyo a las empresas, por lo visto está dispuesto a ver el desplome de la economía nacional, la quiebra de empresas y el desempleo disparado. ¿Qué le dicen Arturo Herrera o Alfonso Romo? ¿De verdad secundan la imbecilidad?

Por cierto, ya se auto proclamó responsable de bajar el precio de la gasolina, una mentira más. Pero saben qué, nada raro. Su campaña fue siempre un compendio de buenas intenciones y voluntarismo transformador. En la realidad el desastre impera, la impericia y el desconocimiento son la regla, la burla y la payasada el sello del gobierno.

Nos encontramos ante un presidente incapaz de corregir, impulsivo, burlón, mezquino y prejuicioso. Un presidente que concentra el poder y la toma de decisiones en su persona y que ignora lo que diga el gabinete. Tenemos también a un gabinete mediocre y lambiscón, porque, aunque existen personalidades brillantes, prefieren el papel secundario y servil que no incomode al jefe.

El país no es el mismo que un determinado momento vislumbró López Obrador, pero no corrige, niega la realidad, la necedad será su perdición y todos lo vamos a resentir. El desastre se avecina y con el gobierno actual, todo será peor.

Twitter: @gomez_cortina

hgomezdelacortina@hotmail.com

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?