Opinión

Mes patrio

En cuanto al 15 de septiembre nos preguntamos si realmente podemos llamarnos independientes cuando dependemos de vender nuestras materias primas en el extranjero.

Avatar del

Por: Rolando Fuentes-Berain

Como cada año, llega el mes de septiembre, también llamado mes patrio por las celebraciones que tienen lugar en estos días, mismas que nos hacen reflexionar sobre las fechas que recordaremos. Hablemos primero del 13 de septiembre conmemoración del sacrificio de “Los niños héroes de Chapultepec”. Conviene hacer algunas precisiones sobre esta denominación que ha pasado a lo largo del tiempo como tal, salvo que los cadetes que defendieron en Colegio Militar en realidad eran jóvenes cuyas edades fluctuaban entre los 13 y los 20 años, ninguno era niño y murieron en la batalla.

Otro mito es el de la muerte de Juan Escutia de quien se dice murió envuelto en la bandera y lanzándose al vacío, la realidad es que esto derivó de un poema de Manuel Raz Guzmán en el que usa una licencia poética que dice…rodeado de enemigos les disparas tu arma, y no teniendo esperanza, antes que rendirte te envuelves en el pabellón nacional y presentas tu pecho juvenil a las balas del invasor. Se sabe que el capitán Margarito Zuazo herido, es llevado por soldados estadounidenses a una caballeriza donde encuentra la bandera de su regimiento la oculta bajo sus ropas y lleva a su casa.

En cuanto al 15 de septiembre nos preguntamos si realmente podemos llamarnos independientes cuando dependemos de vender nuestras materias primas en el extranjero, principalmente el petróleo y que los paisanos sigan enviando sus remesas sorteando todo tipo de obstáculos para trabajar en los EE. UU., preguntemos a ellos si sienten independientes al ser explotados fuera de su país. La abolición de la esclavitud no pasa por los campos de Sinaloa o Sonora donde los Oaxaqueños y Guerrerenses reciben salarios bajísimos que son mejores que morir de hambre en sus pobres estados sureños.

Independencia significa también, acceder a una atención médica con calidad y calidez, a poder estudiar en un lugar digno y con buenos tutores, a vivir en una vivienda decorosa e higiénica a la cual llegar con bien y seguridad después de una jornada de trabajo bien remunerado o esparcimiento sano y gratuito. Para muchos la historia oficial que nos señala cuando festejar algo, es motivo de borrachera y parranda, al igual que con muchas fiestas religiosas, hay quienes no saben ni que se festeja ni guardan respeto a eso.

Sin afán devaluatorio, los propios héroes insurgentes, como todo ser humano, tuvieron sus fallas, así el Sr. Cura Don Miguel de Hidalgo tuvo descendencia, la Sra. Doña Josefa Ortiz de Domínguez no fue totalmente fiel al corregidor, Don Agustín de Iturbide ex soldado realista consumó la independencia solo para proclamarse emperador, de modo que héroes impolutos no fueron sino personas comprometidas con un ideal que nos libraron del colonialismo español para luego caer en el colonialismo estadounidense y próximamente del chino ya que en aras de la globalización estamos a merced de ellos.

Solo la capacitación y educación constantes, el combate sin cuartel a la corrupción pública o privada, la soberanía tecnológica y científica reales, así como una mayor observancia de los valores universales nos harán un pueblo más independiente.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?