Opinión

Movilidad social en León

La desigualdad se asocia con severos problemas sociales, tales como, mayor deserción escolar, menor desempeño en exámenes de matemáticas y lectoescritura, aumento de criminalidad, mortalidad infantil y mayor obesidad y drogadicción.

Avatar del

Por: Mtro. Paulino Lorea Hernández

Pronto se cumplirá un año de la ausencia de nuestro compañero y gran amigo Luis Alberto Ramos, entonces titular e impulsor del Observatorio Ciudadano de León, al cual rescató y catapultó con prestigio y credibilidad al prescindir del apoyo de recursos económicos oficiales y obtener independencia total.

En la nueva conformación y estructura de este organismo ciudadano necesario en nuestra sociedad leonesa, se ha ido trabajando consistentemente, si bien bajo la titularidad de la hiperactiva Maestra Rocío Naveja, ha sido conjuntada la participación voluntaria de otros personajes de la localidad en diversas vertientes, tales como otro gran activista y luchador social bien acrisolado en el estudio de las zonas deprimidas y marginadas de León, como el Maestro David Herrerías.

Pues bien, hace unas semanas nos fue presentado y compartido el Estudio sobre Movilidad Social, a cargo del Observatorio Ciudadano de León y con el apoyo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias; hasta el día de hoy podré comunicar a los amables lectores el resultado y algunas cifras que integran este Estudio sobre las capas sociales de nuestra localidad que revelan, casi me atrevería a afirmar, que el gran progreso y avance económico proyectado hacia el exterior por el Municipio de León, resulta solo un espejismo, ante la realidad social que nos obliga no solo a reflexionar, sino a actuar en consecuencia y con prontitud, so pena de sufrir graves efectos nocivos para nuestra comunidad; sobre todo, el provocar una fuente de criminalidad e inseguridad generalizada.

Pero vayamos al Estudio. La desigualdad se asocia con severos problemas sociales, tales como, mayor deserción escolar, menor desempeño en exámenes de matemáticas y lectoescritura, aumento de criminalidad, mortalidad infantil y mayor obesidad y drogadicción.

La población carece de ingresos suficientes, a saber: el 49% para adquirir la canasta básica, el 58% no tiene seguridad social.

La pobreza se hereda por marginación y exclusión; se agudiza el nivel de ingresos bajos al trabajar con precariedad y violación de los derechos laborales en general. Los programas de gobierno no modifican la raíz del problema. La Pandemia del Covid-19, incrementará la crisis económica y, por lo tanto, la pobreza. León cuenta con 669,307 personas en pobreza por ingreso.

En lo que respecta al trabajo, se observó que las organizaciones obreras y sindicales no demuestran capacidad de defensa y negociación para mejorar los salarios, para vincular a sus agremiados a los accesos a la salud y a beneficios complementarios de seguridad social.

Las políticas y programas de gobierno no van enfocadas al fondo del problema, por ejemplo sí hay menos pisos de tierra, pero la marginación se extiende; hay más accesos a servicios de salud, pero ésta finalmente no es efectiva. En materia educativa, las becas y apoyos, mejoran la permanencia escolar, pero la calidad educativa y el aprendizaje, son deficientes.

Por falta de espacio, invitamos a los lectores interesados, a consultar el Boletín de la Movilidad Social en el Mercado Laboral en León 2006-2019, sus conclusiones y propuestas, que es la otra parte o complemento del Estudio.

DA

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?