Opinión

Otra vez mi Parque Hidalgo

Bueno, pues llamó mi atención la referente al Parque Hidalgo, donde se anunció que recuperaba su brillo.

Avatar del

Por: Mtro. Paulino Lorea Hernández

La semana pasada leí una sección especial que venía anexa a este prestigiado periódico, acerca de algunas de las obras que se encuentran en proceso por parte de la administración municipal, o de otras ya terminadas y en funcionamiento.

Bueno, pues llamó mi atención la referente al Parque Hidalgo, donde se anunció que recuperaba su brillo.

Ya al leer con más detenimiento, vi se aclaraba que “pronto quedará totalmente remodelado”; me sorprendí porque hace algunos meses al inicio de este segundo periodo de la administración estuve al pendiente de las mejoras a dicho Parque con algunos fondos federales que gestionó el Diputado Miguel Salim (creo como 20 millones de pesos) y efectivamente fui testigo de la transformación y mejora de mi querido Parque Hidalgo. Así lo consigné en una entrega en este espacio (4/marzo/2018).

Ante esta nueva remodelación que se difunde, quise constatar el hecho; y este jueves, tomé mi libreta, pluma, celular para fotos y grabación, cubrebocas y gel sanitizante, como ahora se exige y me dirigí a caminar por ese centenario lugar. Estacioné mi vehículo a un lado de la famosa tortería de los Hermanos Mora y de allí crucé la calle Valverde y Téllez y luego la calle Aurelio Luis Gallardo, frente a la gasolinera. Ya en el parque, efectivamente pude apreciar sus caminos o avenidas interiores muy limpias y en perfecto estado su plancha peatonal, sin hoyos o fracturas. 

Las zonas jardinadas, con su pasto bien cuidado y podado con esmero, aprovechado por algunas personas para descansar, o en las áreas techadas con mesas y asientos, algunos grupos comiendo sus alimentos vespertinos.

Por ahí saludé al C.P. José Carlos López, quien pese a su cubrebocas, lo reconocí por su figura inconfundible, estaba sentado concentrado en su lectura; el espacio es agradable y por ese sendero llegué a la Rotonda, una zona circular, amplia, con gradas, al aire libre, para espectáculos populares y eventos públicos.

Hacia ambos lados de las zonas de gradas, en su espacio trasero se instalaron aparatos para gimnasio de uso rudo, para deportistas que gusten utilizarlos; lo cual, seguramente acontece por las mañanas.

Existe un área novedosa considerablemente extensa que se encuentra recién instalada y resguardada aún no abierta para su uso público, seguramente reservada para su inauguración, y se trata de un nuevo conjunto de juegos infantiles; aproximadamente 30 juegos o más; muy necesarios en esta sección desde que el parque quedó dividido por el Bulevar López Mateos, pues solo había en la otra del lado que colinda con las calles que vienen del Barrio Arriba, como la López Rayón y la Julián de Obregón, y de la Gardenia y la Violeta.

Después pude apreciar que falta poco para terminar toda el área peatonal del extremo que colinda con la calle Aurelio L. Gallardo y un poco de la esquina que da vuelta por la Avenida Chapultepec hasta casi enfrente de la casa donde vivía la familia Arias y frente a las Notarías de los Hermanos Aranda. Allí se están reencarpetando todas las banquetas y el área peatonal del Parque. Obviamente que muchas familias de las que por allí nacimos, crecimos y vivimos, ya no habitamos esos rumbos, pero estamos al pendiente de ese lugar tan típico y emblemático de nuestra ciudad al que se le impuso el nombre del Padre de la Patria, precisamente en el Centenario del inicio de la guerra de Independencia en 1910; y, sin embargo, fue hasta el año de 2003 en que se inauguró una estatua de Don Miguel Hidalgo y Costilla allí.

Ojalá y los vecinos de las colonias aledañas que lo disfrutan, lo cuiden y protejan como se debe, la Obrera, la Industrial, el Barrio Arriba, la Moderna, los Paraísos y hasta la Bellavista y de la Calzada de Guadalupe hasta el Santuario. Y que nuestras autoridades municipales no lo olviden.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?