Opinión

Parque vivero

El incrementar el número de árboles, ayudará a mitigar el cambio climático y a captar bióxido de carbono (un árbol grande puede absorber hasta 150 kilos de CO2 al año).

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

Me declaro viverista y propagador de árboles por décadas. Ha sido una pasión que inicié en las excursiones a los volcanes del Valle de Puebla cuando todavía el calentamiento global no acababa con los glaciares y en los últimos 30 años, en nuestro querido Valle de Señora, específicamente en la Sierra de Lobos. Pero conocer de árboles, seleccionarlos y propagarlos, es un gusto que aprendí de Jorge Arena Torres Landa en los proyectos que armamos con arbustivas nativas para regresar a lo que hace siglos fue el bosque leonés, pleno de pinos mexicanos, y que con la tala fuera quedando en la sucesión biológica, solo con encinos nativos y paulatinamente, con mezquites, cazahuates, huizaches y cactus.

Siendo la nuestra, una ciudad con una densidad baja de árboles por cada 10,000 habitantes, pues la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha asegurado que se necesita, al menos, un árbol por cada tres habitantes para respirar un mejor aire en las ciudades y un mínimo de entre 10 y 15 metros cuadrados de zona verde por habitante; es decir, deberíamos tener 600,000 cuando tenemos menos de 200,000, es decir, tenemos apenas 1 árbol por 9 leoneses. La misma OMS recomienda tener 16 m2 de áreas verdes por habitante, cuando las áreas verdes en ciudad de México están ya en ese rango y Guadalajara y Monterrey están entre 5 y 7. León está solamente en 3 a 4. Sí. 

En estos días en que terminó el paso por León de cantidad de mariposas Monarca de oriente provenientes de Canadá para que se reproduzcan y pasen 6 meses en México, supe con enorme gusto, por medio de Mari Carmen, Directora de Gestión Ambiental, que el vivero municipal de Ibarrilla se hizo, por fin, un parque abierto a la comunidad leonesa. Esta es una buena noticia, porque el Vivero Municipal, como antes le conocíamos, era de difícil acceso, pues la orientación era a reproducir especies y el ciudadano común no tenía libre acceso. 

He podido conocer ese espacio en diferentes etapas de su vida y ver el esfuerzo que con pocos recursos han realizado sucesivos encargados, para mantener vivas a las especies. Hoy, será un centro reproductor de la “Paleta Vegetal”, herramienta para tener una “política oficial en la que se privilegie la reforestación urbana del espacio público con especies nativas de la región, pues un porcentaje muy alto de los árboles de León, han sido importados de otras latitudes. 

El incrementar el número de árboles, ayudará a mitigar el cambio climático y a captar bióxido de carbono (un árbol grande puede absorber hasta 150 kilos de CO2 al año). Con la “paleta vegetal” también recuperaremos la identidad leonesa con arbustivas nativas logrando un paisaje natural y cultural leonés. Tener más árboles permitirá, mejorar la calidad de la salud humana y crear fuentes de trabajo al facilitar centros de propagación de vegetación nativa (como somos nosotros los viveristas), comerciantes de plantas, comunidades rurales, entre otros. 

La idea de convertir los parques urbanos en escuelas viva de medio ambiente ha proliferado afortunadamente en todo el mundo. Son centro de encuentro social y también, de ingresos para los gobiernos municipales (por eso le planteé, junto con FURA a Mari Carmen, hacer un vivero comunitario en el Parque Chapalita). Es de felicitar la decisión de invertir en el Parque Vivero por parte de la administración municipal, pues puede reproducirse el modelo a otros parques como el Metropolitano y Chapalita para desde allí lograr participación ciudadana y así involucrar a colonos en la propagación de especies, en los recorridos didácticos, y en las campañas de reforestación urbana. 

El amor a la naturaleza, la cultura de sembrar árboles y cuidarlos se da a través de generaciones. No será fácil lograrlo, pero no es imposible. Este tipo de iniciativas de la Dirección de Gestión Ambiental, tendrá resultados positivos, si incluye, además, el facilitar el que los ciudadanos puedan acudir a solicitar árboles y plantarlos y cuidarlos, evitando así los engorrosos trámites que por años hemos sufrido cantidad de personas. ¡Bienvenido el parque vivero municipal!

DA

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?