Paupérrima Inversión en Salud

Una de las responsabilidades de la H. Cámara de Diputados es vigilar la oportuna y correcta aplicación del gasto programado en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Avatar del

Por: Dr. Éctor Jaime Ramírez Barba

Una de las responsabilidades de la H. Cámara de Diputados es vigilar la oportuna y correcta aplicación del gasto programado en el Presupuesto de Egresos de la Federación. Hace 3 días la Secretaria de Hacienda nos entregó los avances de programas y proyectos de inversión de enero a mayo de este año. Revisé hoy a vuelo de pájaro los avances de la inversión autorizada a las Instituciones médicas y me quedo profundamente preocupado por la irresponsabilidad del gobierno de Morena y su paupérrimo desempeño que repercutirá directamente en la atención de las y los mexicanos.

Se puede apreciar en el documento dos cosas, la primera es el bajo nivel de inversión en salud, con lo que no se puede lograr ni de cerca lo planteado por el ejecutivo federal en su tercer informe simbólico del pasado jueves; y la segunda, que dicha inversión no ha sido ejecutada por increíble que parezca, dejando la duda de si al siguiente mes, la SHCP al no haberse ejercido desviará por enésima ocasión los recursos asignados a los programas presidenciales que el CONEVAL determinó no ayudan a combatir la pobreza, menos en un año con inflación esperada superior del 6%.

A manera de guisa y en plena pandemia les comento que no han ejercido un peso en ningún programa o proyecto autorizados para atender la COVID-19: el INSABI para la adquisición de equipo médico, 254 milllones de pesos -mdp-; el INER para la adquisición de equipo para diagnóstico y tratamiento 68 mdp y para rehabilitación postCOVID, 3 mdp; en el HG de México equipo para su atención (33 mdp); en el Instituto Nacional de Nutrición y Ciencias Médicas Salvador Zubirán la adquisición sistemas para terapia de oxigenación, 7 mdp. 

Dijo el presidente ufano que habrá muchos hospitales, sin embargo, hay pocos programados para este año, y de ellos casi ninguno ha iniciado siquiera como el HG -Hospital General de 120 camas en Chetumal (717 mdp); el HG de Huajapa de León en Oaxaca (189 mdp); el HG de 120 camas en Tepic Nayarit (139 mdp); la Unidad de Hospitalización para mujeres Iztacalco (42 mdp); el Centro de Salud ampliado en Progreso Yucatán (4 mdp); así como la construcción del Centro Nacional de Referencia de Salud Animal CNRSA (539 mdp).

En el equipamiento de áreas médicas, laboratorios y equipos de máquinas resaltan el no ejercicio por incapacidad para ejercerlos como en los servicios de salud mental del Hospital Central Militar (11 mdp); CNESA laboratorios (81 mdp); en el Centro de Control Analítico y Ampliación de Cobertura Laboratorio (50 mdp); en la Marina el centro de mantenimiento biomédico (19 mdp) y equipo equipo médico, odontológico y de laboratorio (147 mdp).

El INSABI además lleva cero pesos ejercidos en el equipamiento del HG en Guerrero (141 mdp); en la sustitución de 200 unidades médicas móviles (430 mdp) y en el equipamiento del Centro de Rehabilitación y Educación Especial de Tepic Nayarit (30 mdp).

En los Hospitales de Referencia e Institutos Macionales es patético observar que solo les fue asignado uno a tres proyectos o programas raquíticos y que más del 90% de ellos no presenta ningún avance: IN Psiquiatria en adquisiciones para la atención a la salud, investigación y desarrollo tecnológico (15 mdp); del Hopital Infantil de México para infraestructura en salud (35 mdp); en el HRAEB en León Guanajuato sala de electrofisiología (7 mdp), equipo médico quirúrgico (119 mdp) y equipo para áreas oncológicas (1 mdp). Igual ocurre con los del Instituto Nacional de Cardiología equipos médicos (117 mdp), de investigación (18 mdp) y de consolas EMO para atención a la salud (11 mdp). Del INER la adquisición tecnologías de la información para formación y atención de VIH SIDA (8 mdp). En el IN de Pediatría el mantenimiento de la casa de máquinas y edificios adjuntos (30 mdp) y sustitución de monitores de signos vitales para urgencias (6 mdp).

Las Instituciones de la Seguridad Social no cantan mal las rancheras y adelanto la siguiente entrega: el ISSSTE tiene cero pesos ejercidos para el equipamiento médico en unidades del tercer nivel (512 md).

¿Así cómo podrá haber ya no digamos salud nórdica sino atención digna? Haremos un llamado enérgico para que se inicien las inversiones en los programas y proyectos. La salud no puede esperar más.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?