Opinión

Preferencias electorales en León

¿Cómo se han comportado las preferencias electorales en Guanajuato en este año? ¿Qué efecto ha tenido la pandemia COVID 19 en el electorado?

Avatar del

Por: José Luis Palacios Blanco

Nuestro querido País sigue con todos sus problemas y tenemos ya enfrente el proceso electoral del 2021, el más grande de la historia. Quizá sea un referéndum sobre la gestión del Presidente y su partido. De mantener MORENA el control del Congreso de la Unión, se confirmará el apoyo al mandato de AMLO; de no serlo, se abriría la posibilidad de una revocación de su mandato en el 2022. Lo que pasa es que, al no aparecer AMLO en la boleta electoral del año próximo, MORENA tendrá solo la fuerza de su marca para convencer al electorado.  

Medir el comportamiento social, la calidad del servicio, sondear la opinión pública y también, las preferencias electorales, es un ejercicio apasionante que hago hace 30 años. El modelado del fenómeno es en mi opinión la clave para medir con precisión los fenómenos sociales, esto es, seleccionar las variables a medir y el esquema de muestreo. En este espacio he dado cuenta de preferencias electorales a lo largo de los meses, tanto de las de partido político, como los sondeos sobre aspirantes a puestos de elección popular, el efecto que tienen liderazgos en el elector, las consecuencias de buenos o malos gobiernos, entre otros, con un buen nivel de certeza.

¿Cómo se han comportado las preferencias electorales en Guanajuato en este año? ¿Qué efecto ha tenido la pandemia COVID 19 en el electorado? Habrán leído en este espacio mi afirmación en todos los estudios, de que “Guanajuato no es México” –al menos en las preferencias electorales-, de que en esta hermosa región votamos diferente al resto del País, en este terruño que fue el único que no ganó AMLO y que sigue siendo el mayor bastión electoral del PAN.

Iniciaré por los básicos: ¿qué hemos aprendido en los dos últimos años en preferencias electorales en México?: el poder desgasta (aún a AMLO); MORENA y AMLO lograron captar todo el descontento social y traducirlo en votos; AMLO gobierna y se dirige a sus bases electorales solamente; el voto se repartirá entre 2 opciones en el 2021 entre quienes están a favor y en contra de AMLO y que la selección de buenos candidatos será clave para obtener triunfos. Por eso, la medición de la opinión pública seguirá siendo indispensable…  

Veamos números: Guanajuato ha concentrado en las últimas 4 elecciones presidenciales, a los 4 distritos federales con mayor porcentaje de votación panista; las preferencias por el PAN apenas se han debilitado y las de MORENA no se han incrementado. El margen de indecisos es mayor que en otros periodos electorales, llegando a bandas entre 35 a 45% de los guanajuatenses. Se ha incrementado el patrón de rechazo a la gestión del Presidente AMLO y el rechazo a MORENA y de la misma manera, los niveles de aprobación del Gobernador ya comienzan a disminuir por el desgaste en el ejercicio de poder. Las preferencias por candidatos independientes, no es significativa.

En Guanajuato el buen manejo de la pandemia y el robusto sistema de salud han sido bien evaluados por los ciudadanos, pero la inseguridad y el desgaste por los resultados de las autoridades de seguridad y justicia, le están afectando al Gobernador Diego Sinhué en sus niveles de aceptación y ahora ya también, en preferencias electorales al PAN. Recordemos que las elecciones intermedias tienen niveles bajos de votación con respecto a las presidenciales y de gobernador; por eso, si los niveles de votación son los mismos de hace 6 años (es decir, la sale más a votar partidarios de MORENA que de opositores), el Congreso de la Unión y el Congreso de Guanajuato, mantendrán su composición actual. Difícil dejar de conocer las mediciones que hago; falta ahora dar a conocer los niveles exactos de preferencias…

DA

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?