Opinión

¿Qué alternativas hay?

Se acerca el tiempo de la contienda electoral de 2021 para decidir la conformación de la Cámara de diputados, 15 gubernaturas y 29 congresos locales.

Avatar del

Por: Lourdes Casares de Félix

Se acerca el tiempo de la contienda electoral de 2021 para decidir la conformación de la Cámara de diputados, 15 gubernaturas y 29 congresos locales. Estas elecciones intermedias son de gran importancia porque la Cámara de Diputados en el Congreso cuenta con la fuerza mayoritaria de MORENA, con lo cual el presidente de México ejerce gran influencia en las resoluciones de esta cámara baja. Muchos organismos y personas no concuerdan con la forma de gobernar de Andrés Manuel López Obrador quien no sólo se la pasa dividiendo a las y los mexicanos y generando odios y rencores, sino que continúa empecinado en llevar a cabo proyectos que no son primordiales para el país y han representado un derroche de recursos; luego además de la terquedad de encaminar acciones en retroceso del país. 

Aquí el problema es hacia dónde mirar y por quién votar. El PAN que es la segunda fuerza política está desdibujado y no destaca en grandes liderazgos. Los políticos se quedaron en un cliché de dinosaurios priistas y no se actualizan ni se reinventan para conectar con las y los votantes. 

El movimiento FRENA que busca la dimisión de AMLO para posteriormente preparar un candidato que sea aceptado por todos los partidos de oposición para las nuevas elecciones, es la alternativa a la que apuntan quienes están decepcionados del presidente y de los partidos políticos, pero no termina de articularse y concretarse. Entre las características que integrantes de FRENA enumeran para su gobernante ideal deben incluir empatía y conocimiento de las graves necesidades de la mayoría de mexicanos. La apariencia de su dirigente Gilberto Lozano es un tanto formal y acartonada y sus discursos son largos, cansados y difíciles de digerir para una gran parte del pueblo con el que no logra conectar. Alguien que en sus videos tiene de fondo una casa de clase acomodada y utiliza un vocabulario culto que una mayoría no entiende, no puede llegar al corazón de muchos mexicanos y mexicanas porque no hay identificación. La idea no es seguir y apoyar a alguien porque no hay nadie más, sino seguir a quien ofrece un futuro real que promete desarrollo para todas y todos. Si bien unos grupos están convencidos, lejos están de tener representatividad. El temor es que el movimiento FRENA termine por dividir y fragmentar más a los partidos que podrían representar oposición y opción. 

Vicente Fox simpatizó en su momento de candidato por su sencillez y su lenguaje simple y directo. La gente lo sentía cercano y creyeron en él. No me desviaré del tema analizando su mandato. AMLO también habla en leguaje cotidiano, aunque lento, es novedoso al usar “dichos” populares y otros inventados logrando con ello conectar con el pueblo. 

Los posibles líderes que puedan darnos una nueva esperanza verdadera tienen que ser creíbles y generar emoción. Romper con las posturas oficiales y distantes que provocan aburrimiento y mostrar que su causa es la única y verdadera. 

acentodemujer@hotmail.com

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?