Opinión

Retorno

Ánimo que ya es lunes, y para muchos el día que marcarán en el calendario como aquel que en 2020 regresaron a laborar.

Avatar del

Por: Francisco Horta

   Retorno

Ánimo que ya es lunes, y para muchos el día que marcarán en el calendario como aquel que en 2020 regresaron a laborar. Un día que el sector médico todavía no quisiera que llegara, sin embargo para la parte económica era urgente hacerlo. Está claro que hoy veremos cómo es que los sectores que en teoría no debería aún regresar, ya lo estarán haciendo.

Saldrán las voces en desacuerdo a enfrentarse con aquellas que están consideran que la economía ya no puede seguir en un cuadro clínico tan lamentable, como el que desde hace más de dos meses registra. En este espacio respetamos ambas opiniones; en lo que sí debemos de coincidir es en que las empresas este lunes 1 de junio antes debieron haber invertido en los insumos necesarios para cuidar a su personal y adecuar su entorno de trabajo.

El otro reto, no menos importante, será que cada uno de los colaboradores sea consciente de que cualquier descuido de su parte podría ocasionar un brote al interior de la empresa donde genera el sustento para su familia, y que podría ser suspendida nuevamente por tiempo indefinido. No olvidemos que hoy, como desde el 15 de marzo que se registraron los primeros casos en el estado de Guanajuato, el virus sigue vivo y en estos momentos en mayor proporción, por la cantidad de contagiados que ya existe.

   Resiliencia

Conforme los insumos médicos llegaban de China a petición del Gobierno Federal, al sur del estado de Guanajuato los fabricantes de textil y vestir se preguntaban porque no se les dio la oportunidad de que ellos cubrieran esa necesidad. Si hubiera sido así, varias cosas se hubieran logrado: mantener un mayor número de plantas funcionando para mantener el sueldo de los empleados, una mejor calidad en los materiales y confección, así como menor tiempo y costo en la logística de envío.

La realidad fue diferente y la pandemia obligó a que el 75% de los 680 agremiados tuviera que cerrar las puertas de sus empresas. Será hasta hoy que la mayoría puedan regresar de forma gradual en personal y a no más de un 30% de su capacidad de producción.

Si bien es cierto que en varios municipios guanajuatense existen unidades de negocio relacionadas con la fabricación de prendas e insumos, la mayor cantidad de ellos se concentra en Moroleón y Uriangato en donde el 80% de su economía depende de esta industria.

   Ofertas

Hoy las que también abrirán nuevamente sus puertas serán las plazas comerciales en León. Habrá que ver quiénes son aquellas personas que replicarán lo que hemos visto en otros países, las filas de personas esperando la apertura para nuevamente renovar su guardarropa. En este tema muchos criticarán que ¿cómo es posible que piensen en un nuevo cambio de ropa o calzado?, pero créanos que aquellos que están dedicados a las ventas y desde hace más de 60 días no reciben un sueldo y mucho menos comisiones por ellas, agradecerán que sean muchos los que desde primera hora puedan estar atendiendo.

El regreso será complicado, la recuperación aún más, tan sólo en Plaza Mayor y Altacia, de acuerdo a información compartida por Alejandro Arena Barroso, consejero de ambas plazas comerciales las pérdidas rondan el 50% de los ingresos, mientras en Plaza Mayor ya hay ocho locales que no regresarán a abrir y cuatro en Altacia, esperando no se sumen otros más en los siguientes días.

En esta nota:
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?