Será clave

El T-MEC y su énfasis en lograr la paz laboral en México.

Las reglas son claras y es necesario hacer cambios en asuntos laborales.

Pese a su crecimiento la informalidad también perdió en el empleo.

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez

Será clave

Ánimo que ya es lunes. Lo que hoy sucede en General Motors Silao desde luego que no manda un positivo mensaje al exterior; es un tema complicado, que sin embargo una vez resuelto, marcará un antecedente positivo en beneficios de los trabajadores de la industria automotriz-autopartes, e incluso de la manufactura en general.

Platicando con directivos del sector coincidieron en que las formas en que se llegue a una resolución, serán claves para valorar el esfuerzo realizado por los operarios y el hacer valer sus derechos como trabajadores de una empresa.

Hubo algo más en lo que coincidieron, y es en que podría no ser el único antecedente que se podría dar en esa búsqueda de la paz laboral que tiene como consigna las letras chiquitas de los acuerdos del T-MEC entre México, Estados Unidos y Canadá.

Y es que México no tiene de otra, está obligado a evolucionar en menesteres laborales, es necesario hacer cambios pertinentes en la forma en que se han percibido durante largo tiempo las relaciones laborales, las negociaciones sindicales, los derechos del trabajador, sus respectivas capacitaciones y su productividad.

Para considerar

El T-MEC, en su capítulo laboral, consigna el tema de la libertad sindical que se alinea con la reforma laboral del 2019 en México y son parte de esos cambios que provocaron un largo proceso de negociación entre los 3 países, otro no menos importante, y que también será todo un reto es el del contenido de valor regional.

En el documento de la Coparmex titulado:Leyes Laborales Modernas Premisa para la Competitividad, se menciona que la paz laboral, en coexistencia con la vigencia de los derechos de los trabajadores y las libertades sindicales, es condición necesaria para el desarrollo económico del país.

Según datos de la secretaría del Trabajo y Previsión Social y la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, de 2013 a 2018 se registraron solamente 3 huelgas en el ámbito federal, destacando que en los años 2014, 2015 y 2018 no se presentó ni una sola de ellas.

De acuerdo con la estadística que el INEGI realiza sobre las relaciones laborales de jurisdicción local, el número de huelgas en nuestro país pasó de 271 en 2007, a 68 en 2013 y sólo 17 conflictos colectivos en 2017, el último año del que se tiene registro completo.

Este escenario laboral le ha dado a nuestro país una ventaja competitiva muy importante, permitió, entre otras cosas, la llegada masiva de empresas globales, que han creado nuevos empleos en sectores que hoy son estratégicos, como el de la industria automotriz.

Así las cosas

En Guanajuato por cada empleo existente en la formalidad hay uno y medio en el sector informal.

El dato fue compartido por Alejandro Gómez Tamez, el presidente ejecutivo de la CICEG, compartió que el sector informal pese a que con la llegada de la pandemia para muchos se convirtió en el refugio para sacar económicamente a su familia, también perdió de 22 mil a 2 mil empleos aproximadamente.

Recordemos que los más recientes datos compartidos por el IMSS Delegación Guanajuato, ya registraron un repunte con 500 puestos de trabajo recuperados, sin embargo para el especialista en economía con este antecedente será difícil recuperar el total de empleos perdidos en menos de dos años, y como no, si el crecimiento es aún débil comparado con la agresiva caída que se fue dando, sobre todo en abril y mayo del año pasado.

No duda que muchos de los 15 mil empleos perdidos en la actualidad son gente que está en la informalidad en Guanajuato.

Esa informalidad que antes de la pandemia ya era prácticamente de la mitad de los empleos que se generan en la entidad y que en nada favorece.

Por darle un ejemplo; la industria automotriz-autopartes, la industria más importante en Guanajuato desde el año pasado tiene la encomienda de integrar a la mayor cantidad de proveedores locales para cumplir con las reglas del nuevo tratado comercial sin embargo hoy el reto es doblemente complicado.

Por un lado hay varias de sus mipymes que se vieron obligados a bajar las cortinas y por otro lado gran parte de las empresas en Guanajuato están en la informalidad y de esa forma es imposible que se vean beneficiadas de empresas tractoras del automotriz en donde es una obligación ser formal.

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?