Opinión

Sin bajar la guardia

Refuerzan comunicación y medidas preventivas en fábricas de calzado.

Industria de organización de eventos tendrá su peor diciembre.

Exportaciones de sombreros de Guanajuato llegan a 20 diferentes países.

Avatar del

Por: Francisco Horta Gómez

Los industriales del calzado ante el temor de cambios en sus tiempos de producción por un posible regreso al color rojo han reforzado en sus empleados la importancia de hacer uso si o si de todos aquellos artículos y medidas sanitarias que se han implementado en los centros de trabajo.

Desde la CICEG han insistido a los industriales y esto a su vez de a los colaboradores que no es opcional el uso del cubrebocas y en algunos casos caretas en sus horarios laborales, pero también en su vida personal.

Nos cuentan que varios son los empresarios que han comenzado a hacer reuniones con los empleados para dejarlos en claro que el no hacer caso de estas acciones de prevención pueden provocar que él o alguno los miembros de su familia puedan contagiarse y en caso de no ser así, podría estar en juego su trabajo, por lo que de cualquier forma deben como ciudadanos involucrarse.

Alfredo Padilla Villalpando actual presidente del organismo zapatero contaba que la invitación es que productos como el cubrebocas y aplicaciones de medidas que eviten el aglomeramiento de las personas en la planta son claves para evitar posibles contagios.

Lo positivo de este año para el también industrial zapatero es que cada vez son más las empresas que están haciendo uso de la digitalización para vender sus productos e incluso tener contacto con sus clientes.

Hay que recordar que un cambio en los horarios de producción del sector zapatero a muchos de sus agremiados los dejaría en la lona.

Por ahora suman 15 mil empleos formales perdidos y 70 empresas cerradas, únicamente considerando a aquellos que están en la formalidad, a dichas cifras habría que incluir todos aquellos pequeños talleres de calzado que desde junio no pudieron volver a reactivarse.

En la actualidad de acuerdo a datos de la CICEG, la caída en producción es del 30% en comparación a lo sucedido en el 2019, que dicho sea de paso tampoco fue uno de los mejores años para el sector calzado.

Ya acábalo árbitro

El mes pasado el sector dedicado a organizar eventos sociales en Guanajuato ya sumaba pérdidas por más de 300 millones de pesos, de acuerdo a datos de Irysa Bajío, que preside Christian Torres.

En un año normal, a partir de hoy comenzaría una de sus mejores épocas, sin embargo el “naranja con alerta” les provocará que nuevamente esa recuperación esperada a finales de junio que comenzaron a regresar, simplemente no suceda.

Pero, luego de más de dos meses de estar en confinamiento, coinciden en que están dispuestos a ofrecer propuestas para un aforo reducido, hacer uso de la creatividad con tal de no verse frenados nuevamente.

La caída en lo que va del año es de hasta un 70% en sus contrataciones, para los siguientes 30 días esperan que pueda ser hasta de un 80% comparado con diciembre del 2019.

Algo que les anima es que existen clientes que ya les han solicitado considerar o por ahora hacer el presupuesto para eventos en donde no existan más de 10 en algunos casos 30 personas y principalmente en terrazas.

Para que el organizador pueda generar unos pesos y sobre todo mantener a su plantilla de trabajo deberá contar con reuniones de por lo menos 50 a 100 personas, de acuerdo a los presupuestos compartidos por Irysa Bajío.

Se ponen el sombrero

En Italia, España, Australia y Alemania traen a Guanajuato en la cabeza.

A septiembre de este año, las exportaciones de sombreros hechos en Guanajuato registraron cifras superiores a los 10.8 millones de dólares, de acuerdo al reporte de la Cofoce que dirige Luis Ernesto Rojas Ávila.

 Estos sombreros son producidos por 43 empresas ubicadas principalmente en los Pueblos del Rincón, pero también en León, Celaya, Irapuato, San Miguel de Allende y hasta en Pénjamo.

En total son 20 los países a los que llega el sombrero guanajuatense, entre ellos: Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Brasil y Colombia.

El reto que tienen en la Cofoce además de crecer las exportaciones de este sector es también digitalizarlos por eso la creación del Congreso Virtual Ruta de Sombreros y Negocios, un programa en donde la capacitación estará acompañada de Showrooms en donde las empresas y los asistentes puedan hacer negocios, si quiere saber más acerca del cómo y lo que habrá la información completa está en la rutadelsombrero.com 

Opinión

Opinión en tu buzón

Deja tu correo y recibe gratis las columnas editoriales de AM, de lunes a domingo

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?