Valor Agregado

Pierden ganancias microempresarios

Dueños de pequeñas y medianas empresas afirman que los gastos que implican sus operaciones los han obligado a parar la producción o cerrar temporalmente y no ven apoyo del Gobierno.

Avatar del

Por: Silvia Millán

En el estado de Guanajuato, las MiPyMEs generan 1.4 millones de empleos al año.

En el estado de Guanajuato, las MiPyMEs generan 1.4 millones de empleos al año.

Guanajuato.- En el estado de Guanajuato, las MiPyMEs generan 1.4 millones de empleos al año, de acuerdo con el Censo Económico de 2019 realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). A nivel nacional, Guanajuato ocupa el sexto lugar, solo por debajo de Veracruz, en número de empresas, con 241 mil unidades.

  Piden declaración de Contingencia Sanitaria

El sector empresarial urgió al Gobierno federal declarar la Contingencia Sanitaria por la pandemia del nuevo coronavirus (Covid-19) para poder brindar certeza a los microempresarios. La Confederación Obrero Patronal de la República Mexicana (Coparmex) señaló en un comunicado que sin la declaratoria se pone en riesgo a los trabajadores, ya que no pueden faltar sin caer en incumplimiento de contrato, bajo la Ley Federal de Trabajo. La declaratoria, señala el documento, permitiría que las empresas estén obligadas a pagar una indemnización de 30 días de salario mínimo.

De esta manera, las empresas podrían negociar este pago de acuerdo con su capacidad financiera. Por su parte, la Secretaría de Desarrollo Económico hasta ahora no ha dado una postura respecto a los apoyos que podrían otorgar a las MiPyMEs en el estado de Guanajuato. No obstante, está preparando una rueda de prensa que hasta ahora no tiene fecha.

   Restaurantes tienen pérdidas diarias

La operación diaria de su restaurante le cuesta 11 mil pesos a Carlos Suárez, su negocio forma parte de las 249 mil MiPyMEs que hay en Guanajuato y que corren riesgo laboral y económico por los estragos del coronavirus.

La operación diaria de Casa Bones Steak & Wine asciende a 11 mil pesos. Foto: Cortesía

Después de una semana de estar trabajando a puerta cerrada, el restaurante Casa Bones Steak & Wine tuvo que cerrar porque no tiene cómo pagar la nómina. Carlos Suárez, chef y propietario del negocio, detalló que la primer semana tuvo una pérdida de 100 mil pesos al dejar de operar regularmente, por el brote de coronavirus.

De manera oficial no le han notificado el cierre de restaurantes. La semana pasada, la empresa que tiene un año y medio en servicio, llevó personalmente los pedidos a domicilio, y usó el servicio de entrega que tiene con Rappi. Sin embargo, su iniciativa fue recibida con apatía, pues la operación diaria del restaurante conlleva un costo de 11 mil pesos, en los últimos seis días no han tenido ganancias. Por lo que han cerrado. Además tuvo que descansar a siete de sus empleados y desembolsó de su cuenta para cerrar pagos y deudas a proveedores, detalló.

No sabemos qué rumbo van a tomar, nos ha costado trabajo por la nula respuesta, nuestra preocupación son los colaboradores, hemos pagado nómina completa. Van dos semanas complicadas”, señaló.

Para tratar de solventar los gastos, el empresario está buscando opciones para continuar trabajando, una de ellas fue iniciarse en la plataforma de Marca Guanajuato para tratar de ofrecer un producto alimenticio. Otra opción por la que se decidió es buscar un crédito para emprendedores de Fondos Guanajuato, sin embargo hasta ahora no ha tenido respuesta, nadie le contesta y no se siente apoyado.

Lo que más me enfurece es que son una mentira los apoyos… ninguna dependencia de Gobierno te contesta”.

Carlos Suárez denunció que los apoyos los están otorgando a restaurantes que en realidad no los necesita. No obstante, debido a que su empresa está dada de alta en San Luis Potosí no puede acceder a un crédito del estado.

  Puede resistir dos meses

La artista plástico Fátima Galván García, creadora de la marca de accesorios One Up, comentó que su actividad empresarial está parcialmente detenida. El 30% de sus ventas se distribuye en plataformas como Mercado Libre y Amazon, la venta en línea no está del todo pausada, pero su producción sí.

Fátima Galván García, creadora de One Up.  Fotos: Silvia Millán

Honestamente estamos casi parados, tenemos algunos pedidos detenidos”, detalló.

La marca cuenta con tres puntos de venta que representan otro 30% de las ganancias, el resto lo obtiene de los bazares en los que se presenta. Fátima Galván comentó que cuenta con un ahorro que le puede permitir resistir dos meses más ante la contingencia sanitaria. One Up inició formalmente hace 4 años, por el deseo de tener su propio negocio y encontrar una fuente de sustento segura.

Sus diseños incluyen cuatro líneas que son accesorios, aretes, bolsos e imanes. La empresaria colabora con otras dos diseñadoras, tiene una trabajadora y en eventos emplean temporalmente. Esta pausa económica también impactó a las maquilas que le elaboran parte de sus productos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?