Piden constructores repartir 'el pastel' de la obra pública en Guanajuato

Avatar del

Por: Cutberto Jiménez Mayagoitia

En su primera aparición pública como presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) en Guanajuato, Enrique Aranda Anaya demandó al Estado dispersar la ejecución de la deuda pública en más obras.
“Necesitamos más contratos de un menor monto para más constructoras, la mayoría son empresas que facturan menos de 10 millones de pesos al año, ahí es donde tenemos que tener una estrategia para que todos tengamos trabajo”, expresó.
Estimó que son unas 20 empresas las que concentran la mayoría de los contratos. En total el organismo empresarial cuenta con alrededor de 295 socios afiliados.
Y es que si bien las grandes empresas constructoras generan empleos y son las más calificadas para ejecutar los proyectos de infraestructura más importantes, la mayoría de afiliados a CMIC son pequeñas empresas que batallan para sobrevivir.
Los socios de CMIC contrataron el 31% del monto de obra, el resto los no afiliados.

Caída del empleo

El sector de la construcción en Guanajuato cerró el 2020 con una pérdida de 7,052 empleos registrados ante el Seguro Social. En diciembre 2019 registraba 69,659 y en diciembre 2020 fueron 62,607, según datos del Observatorio de la Construcción.
En el reporte histórico de los últimos cinco años el punto de empleo más alto fue en septiembre de 2018 con 83,891, que son 21,284 más que en el cierre de 2020.
No obstante se reportó un crecimiento en inversión y contratos en obra pública. Aumentaron de 4,245 a 5,708 los contratos de 2019 a 2020, un 34% más. Y el monto pasó de 8 mil 313 millones a 11 mil 855 millones, un 43% de incremento.
“Ahí te das cuenta que hay contratos más altos, por ejemplo los pasos a desnivel que juntos en todo el estado a lo mejor suman el 40 por ciento de los montos, no son obras que dispersen muchas personas, por eso el proyecto de nosotros es que se haga más obra con montos más pequeños para mayor mano de obra”, dijo.
El Gobierno del Estado contrató en 2020 deuda por $5 mil 350 millones que aún ejerce. Para este 2021 tiene otro techo autorizado de deuda por $5 mil millones. 
Lo que CMIC pide es que sí haya grandes proyectos, pero sobre todo más obras.
De lo que esperan para el 2021 comentó “no sabemos el panorama que viene” pues falta tener certeza de la inversión federal en SCT y en infraestructura educativa.
Gustavo García, secretario de la CMIC, agregó que en los últimos dos años en promedio la facturación de las empresas ha caído alrededor del 20 por ciento.

Plan de trabajo

Enrique Aranda presentó entre las prioridades de su plan de trabajo temas como el de lograr la consolidación del Clúster de la Construcción y conformar una agenda del sector que se posicione en los municipios y el estado en la discusión pública.
También plantean mayor participación en las comisiones mixtas y órganos de representatividad en los tres niveles de gobierno en las cinco regiones y la presencia al menos de un 30% de jóvenes empresarios en comisiones.
Insistió en la importancia de voltear a ver a la obra privada, “abrir más puertas”.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

El equipo

Se presentó al Comité Directivo 2021-2023 recién electo. Como secretario, Gustavo García Hernández; tesorero Alejandro Arenas Ferrer; vicepresidente de Obra Pública, Gabriel Falcón Anaya, y de Obra Privada, José Antonio Orozco, etc.
Los nuevos vicepresidentes regionales son: Eduardo Lozano Maldonado, en León; Ma. Dolores Saucedo Rocha, Guanajuato; Iván de la Cruz Cervantes, Celaya; Roberto Rodríguez Deschamps, Salamanca; y Fidencio Rodríguez Flores, Irapuato.

En esta nota:
  • construcción
  • cmic
  • obra pública
  • gobierno
  • estado
  • inversión
  • deuda pública
  • empresarios
  • empleo
  • crisis
  • economía

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar