Vivir+

Incrementa ansiedad por contingencia

La ansiedad es una reacción normal que impulsa y motiva al ser humano a alcanzar sus metas, sin embargo cuando ésta se altera puede convertirse en una patología y necesitar tratamiento para su control.

Avatar del

Por: Marcela Aguiñaga Rodríguez

Incrementa ansiedad por contingencia

Incrementa ansiedad por contingencia

La ansiedad es una reacción normal que impulsa y motiva al ser humano a alcanzar sus metas, sin embargo cuando ésta se altera puede convertirse en una patología y necesitar tratamiento para su control. Desafortunadamente la contingencia ha venido a aumentar los niveles de ansiedad al grado que actualmente hay personas que no encuentran sentido a su ritmo de vida.

Karina Nayeli Torres Villegas, encargada del departamento de psicología de AFAPE, comentó que la ansiedad es una reacción normal y necesaria para la supervivencia, ya que es necesaria un poco de presión que impulse a una persona a terminar un trabajo o a adquirir ciertas habilidades.

Foto: Cortesía

La ansiedad es algo que motiva a seguir adelante pero cuando ya no permite vivir o hacer el día a día de manera normal se convierte en patológica y requerirá de tratamiento profesional para superar el problema”

Agregó que de la ansiedad se pueden derivar diferentes trastornos entre ellos los del estado de ánimo que pueden desencadenar en depresión, recaídas en alguna adicción, en trastornos del sueño o la alimentación, sexualidad distorsionada, en ideas de hacerse daño, lastimarse e incluso llegar a quitarse la vida.

La psicóloga clínica egresada de la Universidad de Guanajuato y maestrante en psicoterapia y evaluación infantil y de adolescentes señaló que la desesperación es uno de los síntomas de la ansiedad y puede llevar a una persona a tener sensaciones de querer salir corriendo y tener síntomas de un ataque cardiaco o de paro respiratorio.

Foto: Cortesía

Tienen manifestaciones como agitación corporal, jalan aire, se ponen rojos, su presión arterial se altera, algunas personas llegan a presentar alteración orgánica como movimientos en manos y piernas, con brinquitos o tics, otras sienten calor inmenso o comezón pero cuando se hace el registro clínico no hay ninguna afección médica”.

Destacó que la ansiedad se transforma al área de alimentación o del sueño por lo que una persona puede dejar de dormir o dormir mucho, dejar de comer o comen con desesperación, sin sentido de saciedad, y poco a poco va limitando su capacidad de reaccionar al día día y alterando sus relaciones familiares, sociales y laborales.

Somos seres sociales o activos y el no poder salir o movernos ha aumentado los niveles ansiosos por la incertidumbre de qué va a pasar, la persona no encuentra sentido a lo que anteriormente era su ritmo de vida”

Foto: Cortesía

Añadió que la ansiedad se puede controlar por lo que cuando una persona manifieste que se siente incómodo se le debe de escuchar y no minimizar sus sentimientos diciéndole ‘esto va a pasar pronto’ ‘échale ganas’ ‘no es para tanto’, ya que el paciente sentirá que nadie lo entiende y eso hará más grave o delicada su ansiedad al pensar que solo ellos se sienten de esa manera y nadie los puede escuchar o entender, por lo que es importante buscar ayuda con especialistas en salud mental ya sea psicólogo o psiquiatra.

En ocasiones el problema de ansiedad se puede tratar con terapia y en situaciones más delicadas, cuando ya hay alteración del sueño, la alimentación y la persona no logra controlarse o estar en paz es necesario el apoyo médico y con un tratamiento adecuado en seis meses o un año se puede controlar”

También se puede prevenir haciendo cinco minutos de respiración profunda, sin pensar en nada, concentrándose en la respiración y hacer una rutina de ejercicios, por lo menos 15 minutos diarios, para soltar un poco la tensión física.

Es importante, ahora que estamos en contingencia, mantener rutinas estables en la hora del desayuno, de dormir, de hacer actividades de casa y laborales, porque al estar en casa todo se ha visto alterado y el no tener límites ha agravado la ansiedad de ahí la importancia de buscar ayuda ya sea acudiendo a terapia presencial o recurriendo a grupos o líneas de atención telefónica”

Mencionó que la ansiedad se presenta a cualquier edad pero es más fácil de identificar en los adultos que manifiestan su sentir mientras que en los niños es necesario revisarlos porque pueden morderse las uñas o el labio o mover las piernas como si tuvieran un temblorcito.

Foto: Cortesía

Los niños se ponen ansiosos cuando no entienden o no pueden seguir la guía del maestro ahora que están estudiando en línea, les desespera no poder entregar las actividades en el horario o fecha establecida, sienten que están fallando y si papá, mamá o quien esté a su cuidado no es capaz de tranquilizarlos o apoyarlos se sentirán torpes y que no podrán enfrentar el ciclo escolar”

La psicóloga recomienda a las personas que sufren ansiedad buscar ayuda y a sus familiares o gente cercana hacerles saber que no están solos.

Hay diferentes espacios donde los pueden atender y orientar, si deciden pueden acercarse a AFAPE A.C”

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?