Joyero mantiene con vida la tradición familiar desde 1920

Hector Arturo Pantoja es un joyero que continúa con la tradición familiar que inició en 1920

Avatar del

Por: Karla Morales Padilla

Hector Arturo Pantoja Palacios es joyero desde que tenía 15 años.

Hector Arturo Pantoja Palacios es joyero desde que tenía 15 años.

León, Gto. Las joyas y el uso de ellas ha sido una costumbre de cientos de civilizaciones a lo largo de la historia de la humanidad, los artesanos que participan en la elaboración de distintas piezas saben lo especiales que llegan a ser cada una de ellas. 

Héctor Arturo Pantoja Palacios comenta cómo ha desempeñado una tradición familiar que nació desde 1920. Comenzó a practicar el oficio y arte de ser joyero a los 15 años, bajo la enseñanza de su padre, quien heredó los conocimientos de su abuelo  y pudo transmitirlos a su hijo.

"Fue por herencia de familia, tiene su arte conocer las piezas, saber el valor de las piedras cuando las tienen, la calidad del oro, y ya en conjunto toda la armonía para darle un valor, conocer los precios actuales de los metales, es muy importante el precio de las piedras, se saca el valor y se da un precio total", contó. 

No lo detiene la pandemia

Durante la pandemia al igual que cientos de negocios en la ciudad, el joyero enfrenta retos, pero al día de hoy se mantiene activo y produciendo la labor del arte del oficio: "a todos nos ha afectado unos más, unos menos, pero aquí estamos trabajando”. 

Durante 65 años que tiene dedicándose a la reparación y hechura de joyas, él ha visto muchas emociones en sus clientes, desde los felices novios que acuden al negocio para elegir un anillo de compromiso o aquellas personas que piden la elaboración de alguna pieza especial. Algunas joyas se regalan por amor, para simbolizar un acto académico o logro personal o simplemente por gusto o herencia. 

"En gustos se rompen géneros y hay personas que gustan alguna cosa en especial y nosotros nos hemos dedicado a la reparación y la hechura de joyas, sabemos hacer dos cosas reparar y hacer las piezas, u cosas especiales", mencionó el joyero. 

El tiempo que le dedica a la joyería es de muchas horas, la constancia y disciplina dice son fundamentales en el arte de la creación. 

"El tiempo que tardo en crearlas depende, hay cosas muy complicadas por ejemplo un dije tiene muchos adornos y figuras, la joyería es más que nada dedicación, tiempo y paciencia para hacer las cosas pero una pieza ordinaria puede durar hasta  8 días, la pieza es muy complicada también, una sencilla hasta dos días, porque pues uno atiende los trabajos que llegan y eso va restando tiempo a la pieza, pero no se dedica uno totalmente todo el día, sino que voy recibiendo las piezas e intercalando tiempos", comentó Héctor Pantoja. 

El joyero comenta que realiza la labor con felicidad y gusto por seguir con una tradición familiar que comenzó desde 1920, en el estado de Guanajuato, el taller de su antepasado se ubicaba en la capital del Estado, y su abuelo manejaba únicamente plata, más adelante su padre manejo oro, plata y otros metales, hoy en día el joyero sigue poniendo su amor, paciencia y dedicación a cada pieza que como él menciona son únicas y especiales. 

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?