Vivir+

Son representantes de tradición mexicana

En el marco de la celebración de nuestra independencia, las integrantes del grupo La Perla Femenil representan con orgullo el patriotismo, tras haber sido declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

Avatar del

Por: Aranzazú Urbina

Son representantes de tradición mexicana

Son representantes de tradición mexicana

En este día del Grito de la Independencia, se recuerda al patrimonio inmaterial de la humanidad, por lo que la pasión por la música mariachi y representar las tradiciones mexicanas a través de la cultura, fue lo que impulsó a Diana Arenas a formar La Perla Femenil, un grupo de mujeres leonesas.  

La Perla Femenil fue un proyecto desde antes y no fue hasta hace un tiempo que lo formalizamos y comenzamos a buscar a las compañeras, quienes la mayoría vienen de padres músicos”, Comentó Diana.

En el año 2011, la UNESCO declaró al Mariachi como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El Mariachi es música tradicional y elemento fundamental de la cultura mexicana, por lo general son cuatro o más músicos vestidos con indumentaria regional, inspirada en el traje de charro, que interpretan un amplio repertorio de canciones, acompañándose con instrumentos como: violines, vihuelas, guitarrones y trompetas.

El vasto repertorio de los mariachis, abarca canciones de las diferentes regiones de México, jarabes, minués, polkas, valonas, chotis, valses, serenatas, corridos y canciones tradicionales de la vida rural.

La música de Mariachi moderna, ha adoptado otros géneros musicales como la ranchera, el bolero ranchero, e incluso la cumbia colombiana.

Las letras de las canciones de los mariachis hablan del amor a la tierra, la ciudad donde se vive, el país natal, la religión, la naturaleza, las mujeres mexicanas y la pujanza del país.

Foto: Aranzazú Urbina

Viva voz

Laura Arenas (trompeta): “Es un orgullo tocar y pertenecer a la música del mariachi, porque además de llevar la sangre mariachera por mi papá, mis dos abuelos tanto materno y paterno, así como mis tíos, se volvió una tradición familiar. Desde niña escuchaba música de mariachi. Tengo una niña de 10 años y también le encanta la música. Yo empecé a estudiar desde los 15 años”. 

Reyna Gabriela Bernal Arenas (violín): “Desde hace dos años que entré al mundo del mariachi, y este amor que tengo por la música se lo debo a mi familia, ya que a esto se dedican. Es un orgullo muy grande pertenecer al mariachi femenil porque ponemos en alto el hecho de ser mujeres”. 

Foto: Aranzazú Urbina

Estefanía Ponce Moreno (vihuela): “Mi abuelo, mi papá, tíos y primos se han dedicado a ser mariachis por generaciones y es un orgullo seguir sus pasos. Dentro de esta agrupación femenil tengo año y medio. Comencé mis estudios como músico desde hace dos años y compartir esto es una experiencia muy bonita porque llevas felicidad a otras familias”. 

Lupita Gutiérrez Luna (guitarrón): “Soy mariachi desde los 14 años gracias a las enseñanzas de mi familia. Formar parte de este grupo femenil es un orgullo. 

Isabel Alejandra Tejeda (trompeta): “Llevo 4 años formando parte del mariachi, y me encantó la trompeta porque mi papá también toca este instrumento. Formar parte de este grupo femenil es mi motor, mi alegría y significa tener compañerismo”. 

Foto: Aranzazú Urbina

Mitzi Ríos (violín): “Formo parte de la música del mariachi desde hace 6 años, por una invitación, yo no sabía nada al respecto pero me encantó y me quedé. Formar parte de este grupo femenil para mí significa un orgullo porque a pesar de estar en pleno siglo XXI, las personas son machistas porque no es común ver un grupo femenil y se siguen sorprendiendo de vernos tocar y cantar, las mujeres también podemos. Es un orgullo representar la música mexicana siendo mujeres”. 

Alejandra Ávila (violín): “Soy mariachi desde hace dos años, y me encantó porque es un patrimonio cultural de la humanidad que representa a México. Estar con mis compañeras tocando es un orgullo porque somos mujeres tocando cultura”. 

Foto: Aranzazú Urbina

Kibet Abundez Belman (violín): “Este año inicié mi carrera como mariachi y ha sido muy gratificante y me siento feliz por el compañerismo que hay porque al final de cuentas estoy tocando el violín que es lo que me gusta hacer y me ha permitido hacer amistades y me ha dado la oportunidad de seguir estudiando, sacar ingresos y encuentro la confianza que necesito en mis compañeras”.

Ruth Abundez (violín): “Comencé este 2020 siendo mariachi y la verdad siento orgullo porque es un tipo de música que jamás había experimentado y ha sido bonito representar las tradiciones mexicanas y formar parte de este grupo femenil”. 

Diana Arenas (trompeta): “Vengo de cuna de músicos, desde mis abuelos y tíos, ha sido una tradición familiar. Para mí formar parte de la Perla Femenil es una gran satisfacción porque juntas hemos tenido logros y cada paso que damos ha sido gratificante.

Foto: Aranzazú Urbina
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?