Noticias

La basura, un negocio poco explotado en Hidalgo

El estado desaprovecha los residuos que genera, mientras que Nuevo León y Querétaro trabajan con empresas generadoras de energía

Por: Hidalgo Redacción

En Hidalgo, únicamente Mineral de la Reforma y Huichapan cuentan con servicio de recolección, disposición final y tratamiento de los residuos sólidos urbanos Foto: Universal

En Hidalgo, únicamente Mineral de la Reforma y Huichapan cuentan con servicio de recolección, disposición final y tratamiento de los residuos sólidos urbanos Foto: Universal

Del millón 812 mil 445 toneladas diarias de basura que genera la población de Hidalgo, sólo 10 por ciento es aprovechada y el resto queda en tiraderos a cielo abierto.

Tal situación genera problemas de salud y medio ambiente, a pesar que existen opciones de solución planteadas por Carlos Alexander Lucho Constantino, doctor en Biotecnología Ambiental, investigador de tiempo completo en la Universidad Autónoma de Hidalgo (UAEH).

Del total, sólo el 30 por ciento de la basura es recolectada por el servicio de limpia, mientras que el millón 268 mil 711 toneladas restantes carecen del servicio, lo cual motiva las prácticas de incineración y disposición clandestina.

En Hidalgo, únicamente Mineral de la Reforma y Huichapan cuentan con servicio de recolección, disposición final y tratamiento de los residuos sólidos urbanos, a través de estaciones de compactación y transferencia de basura.

Sin embargo, la entidad se encuentra muy por debajo de lugares como la Ciudad de México en donde utilizan 11 compactadoras o Jalisco que cuenta con ocho.

Tiraderos clandestinos

En promedio existen tres basureros clandestinos por municipio, en la región de la Huasteca se tienen antecedentes de un total de 357 tiraderos a cielo abierto, distribuidos en Atlapexco (44), Huautla (61) Jaltocán (6), San Felipe Orizatlán (81), Yahualica (73), Xochiatipan (37) y Huejutla (55).

En el contexto nacional, Hidalgo ocupa el lugar 19 por la generación de residuos y únicamente cuenta con dos estaciones de compactación, siete rellenos regionales y 14 municipales en funcionamiento, lo que lo posiciona por debajo de entidades federativas como Nuevo León y Querétaro que trabajan con empresas generadoras de energía a partir de la basura.

En Monterrey, el metro funciona con el gas que producen los rellenos sanitarios y empresas automotrices como Nissan aprovechan el biogás que traducen en energía para abastecerse.

¿Qué cuesta más, tratar o desperdiciar la basura?

Tan sólo en el 2001 el municipio de Pachuca estaba posicionado como la principal región generadora de residuos sólidos urbanos con el 18 por ciento, que equivalía a 317 toneladas por día.

Actualmente continúa siendo la ciudad con mayor generación de basura, la diferencia es que la recolección diaria en 16 años aumentó a 320 mil toneladas. Por lo tanto, la problemática de los residuos sólidos se agrava como consecuencia del crecimiento de la población y concentración en las áreas urbanas.

El inadecuado manejo de los residuos provoca riesgos directos e indirectos en la salud, los primeros son ocasionados por el contacto con la basura, ya que contiene excrementos humanos y animales.

Las personas más expuestas son los recolectores que muestran incidencia alta de parásitos intestinales, lesiones en manos y pies, enfermedades respiratorias y en la piel.

Mientras los riesgos indirectos son causados por los tiraderos a cielo abierto, que a su vez generan olores, proliferación de fauna nociva como moscas, ratas y cucarachas, así como riesgos para incendios.

Los efectos ambientales de los desechos sólidos incrementan por la descarga de basura a corrientes de aguas, lo que disminuye el oxígeno y a su vez ocasiona la muerte de peces. El abandono de la basura en la vía pública trae consigo la obstrucción de alcantarillados.

Alternativas para el tratamiento de los residuos 

Existen métodos para el tratamiento de la basura como la digestión anaerobia o incineración que plantea el doctor en Biotecnología Ambiental, Carlos Alexander Lucho Constantino, profesor investigador de tiempo completo en el Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI) de la universidad estatal.

Lucho Constantino señala que el proceso de digestión anaerobia es un recurso viable que se debería de aplicar en México, ya que no sólo se obtendría biogás para generar electricidad, calor y combustible, sino que se lograría la producción de biofertilizantes destinados a la agricultura.

La incineración es un tratamiento probado que reduce en un 95 por ciento el peso y volumen de la basura, a través de hornos especiales que garantizan el aprovechamiento energético de los residuos, siempre y cuando se ocupe la tecnología adecuada para evitar la contaminación del aire, ya que ningún incinerador produce emisiones libres de contaminantes.

Adoptar un método de tratamiento de los residuos sólidos urbanos trae consigo ventajas y desventajas, por un lado, se obtiene la reducción de más del 90 por ciento de volumen, así como de 170 kilogramos de CO2 (bióxido de carbono) que contribuye al calentamiento global.

La problemática radica en que la cantidad de energía que se produce con el aprovechamiento, no lograría compensar lo que se gasta por manejo de tonelada.

Mientras que en Alemania la administración, recolección y tratamiento de basura cuesta 357 euros (7mil 894 pesos, aproximadamente) de los cuales únicamente se recuperan 31 (685 pesos), en México y específicamente en Hidalgo, apenas existen 418 vehículos para trasladar los residuos sólidos urbanos a rellenos sanitarios.

En esta nota:
  • bASURA
  • pACHUCA
  • Hidalgo
  • Nuevo León
  • Querétaro
  • Huasteca
  • Pachuca
  • Jaltocán
  • Yahualica
  • Huejutla
  • Tulancingo
  • HIdalgo
  • HGo
  • Hgo
  • basura

Comentarios