Noticias

A ras de piso, Julio Cabañas muestra que el arte no sólo se expone en las galerías

Sobre la Plaza independencia, el artista pachuqueño ofrece emociones multicolores en aerosol.

Por:

Foto: Lorena Rosas

Foto: Lorena Rosas

CSobre una manta desgastada, de color rojizo y con rastros de pintura en aerosol, Julio expone sus cuadros para demostrar que el arte no solo se encuentra en una galería.
 

A ras de piso, combina diversos colores para crear pirámides, arrecifes, paisajes boscosos y realizar nombres a petición de los jóvenes enamorados que se acercan a ver su trabajo.


 

Se llama Julio Cabañas Escamilla, hidalguense oriundo de la Bella Airosa, quien no únicamente utiliza su talento en la pintura para ganar unos pesos, sino para exponer su creatividad.
 

“El arte no sólo se encuentra en las galerías, también puede estar en una esquina, solamente hay que abrir un poco los ojos y observar”, dijo.

Bajo una lámpara que proyecta su incandescente luz en la Plaza Independencia de la ciudad de Pachuca, el pintor contó para AM Hidalgo que el gusto por esta actividad inició a sus 19 años, cuando entró al Instituto de Artes (IDA) en el Real del Monte.
 

Ahí aprendió técnicas de óleo, acuarelas y acrílico, mismas que complementó con sus estudios universitarios de diseño gráfico; sin embargo, Julio desertó de la escuela para salir a las calles de la ciudad a vender sus obras en aerosol.
 

Mientras mantiene el equilibrio en cuclillas, toma sus pinturas para crear un nuevo paisaje, aunque “cuando ya le agarras el callo tienes más libertad de expresión”, precisó.

“El trabajo en aerosol es más complicado porque la pintura tiene un cierto tiempo de secado, la maniobra es utilizarla cuando está fresca”.
 

Las personas que pasean por el lugar se toman unos minutos para ver al joven de 23 años que ocupa tapaderas recicladas de frascos o botellas para los diseños; aunque si de textura se trata, basta con tomar un trozo de periódico y frotarlo en la superficie de la pintura.

Su tipo de arte no requiere pinceles, pero sí de los colores primarios, el negro, blanco, azul, rojo y el amarillo, que predominan en sus vistosos cuadros y hasta en las fundas de celulares.
 

“Me siento satisfecho, hago esto porque me gusta, tengo una necesidad artística de vender mi producto, pero en realidad cuando salgo a pintar es más individual”, expresó luego de ofrecer en 35 pesos una de sus pinturas.

En esta nota:
  • Julio cabañas
  • arte callejero

Y tú, ¿qué opinas?