Noticias

Amara y Jeimy, música de raíz huasteca 

Con apenas 16 años, las intérpretes llevan los huapangos a otras regiones del estado 

Por:

Con apenas 16 años, Amara y Jeimy buscan rescatar sus raíces a través de la música regional mexicana Foto: Yurico Dávila

Con apenas 16 años, Amara y Jeimy buscan rescatar sus raíces a través de la música regional mexicana Foto: Yurico Dávila

Sus voces y el sonido huapanguero de sus instrumentos hacen que los pachuqueños que pasean por la Plaza Independencia se detengan unos minutos para escucharlas, tomarles foto y ofrecerles una moneda.


Foto: Y. Dávila

Con apenas 16 años, Amara y Jeimy buscan rescatar sus raíces a través de la música regional mexicana.

“Da tristeza que sean más los extranjeros los que gocen de nuestra música que uno propio, pero es lo que hacemos, hacer que a la gente le guste, que reconozca sus raíces, su cultura”.

Pese al ruido de la ciudad, el motor de los autos que transitan por las calles aledañas y el chiflar de los policías de tránsito, es inevitable no escuchar sus potentes voces que provienen desde el kiosco principal de la Bella Airosa.


Foto: Y. Dávila

Las notas musicales de la jarana de Amara Abrego Cruz se mezclan con el timbrar de las campanas del Reloj Monumental; originaria de Pachuca pero con raíces en la sierra de Tlanchinol, dijo que cantar es una manera de recordar y hacer tributo a su abuelo, quien le inculcó el gusto por la música regional.

Mientras que Jeimy Pizano Guerrero, al mando de la guitarra, contó que viajó desde Querétaro hasta Pachuca para seguir su pasión de cantar, bailar y desarrollarse en el ámbito artístico.

“Hay sueños que tal vez uno no puede cumplir por la familia (…) pero se aprende a salir adelante, el arte es una pasión muy bonita, nos ayuda a nosotros los jóvenes a expresarnos de una manera diferente”, dijo la cantante.

Antes de iniciar otra melodía esperan unos minutos para beber agua de su pequeña cantimplora negra, ponerse de acuerdo para la siguiente canción y continuar con su trabajo.


Foto: Y. Dávila

Para cantar, Amara toma su jarana de madera impresa con iconos artesanales, apoya el instrumento entre sus brazos y con sus largas uñas plateadas lanza la primera nota musical que es acompañada por la voz de Jeimy.

Las artistas hidalguenses viajan en los camiones con dirección Pachuca-Actopan, aunque si algunas veces se les encuentra en las plazas de estos municipios aseguraron que es por amor al folclor mexicano.

“Es un orgullo estar aquí, tocar un son huasteco y que la gente se pare, que nos aplaudan, es un sentimiento muy bonito porque se dan cuenta que estamos para hacerles ver que los sones huastecos son de hoy”.

Así lo dijo Jeimy antes de tomar su guitarra, colgarla en su espalda y caminar a un lado de su compañera para continuar sus cantos.

En esta nota:
  • Pachuca
  • Actopan
  • México
  • Huapanguero
  • Amara
  • Jeimy
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?