Aumentan llamadas falsas en la Piedad y en Santa Ana

Piden directivos de las corporaciones de auxilio a los padres de familia estén al cuidado de sus hijos.
viernes, 1 de marzo de 2013 · 00:00

En la región de La Piedad y Santa Ana crece el número de llamadas falsas a las corporaciones de auxilio, lo que genera un desgaste de recursos económicos y humanos, además de exponer a los paramédicos.

Las corporaciones de auxilio manifestaron que los padres estén al pendiente de sus hijos, por son los jóvenes lo que realizan este tipo de llamadas.

Cada corporación analiza y afirma que son un promedio de 50 llamadas que se reciben para pedir el apoyo de una ambulancia, simulando un accidente, aunque no todas son atendidas, porque en la mayoría de los casos se regresa la llamada de donde se origina el llamado, confirmando que se trata de una falsa alarma.

En otros casos, no es posible regresar la llamada y es donde las ambulancias con paramédicos salen a prestar sus servicios de urgencia, pero no encuentran en muchos casos el accidente por el cual se pedía la presencia de paramédicos.

Dos casos concretos ocurrieron en menos de 12 horas, el primero de ellos a las 23:00 horas del pasado jueves en la comunidad de La Madeja, perteneciente al municipio de Pénjamo, se pedía el apoyo de varias ambulancias, porque se dijo en una llamada a una corporación de auxilio, que había ocurrido una volcadura con cuatro personas lesionadas.

Por desgracia, se no pudo confirmar que la llamada fuera real, por eso, acudieron paramédicos y ambulancias de Bomberos de Santa Ana y policía preventiva, así como de Protección Civil de La Piedad, luego de realizar un recorrido por más de 5 kilómetros, además del tramo de La Piedad sobre la carretera La Piedad-Manuel Doblado, solo para confirmar que se trataba de una broma.

Un segundo caso ocurrió el día de ayer viernes a las 11 de la mañana, se pedía el apoyo de una ambulancia, ya que reportaban vía telefónica un choque con dos lesionados en la carretera La Piedad-Pénjamo a la altura de la comunidad de Laguna Larga, pero al llegar, no se encontró accidente alguno.

Con esto, dejan de manifiesto los comandantes de las diferentes corporaciones que vigilen a sus hijos y los orienten a no jugar con los teléfonos de urgencia, porque se distrae la atención y se corren diferentes riesgos para la ciudadanía y los paramédicos, que pudieran ser canalizados a una urgencia real.

De igual forma, pidieron que cuando se observe a un joven en un teléfono público de manera discreta, pudieran acercarse y en caso de estar jugando con los teléfonos de las corporaciones les llamen la atención, “debemos crear una cultura donde no se juegue con las corporaciones, ya que estamos para apoyar, pero no se vale que nos utilicen para bromas, algunas personas en realidad ocupan las ambulancias”, dijo un paramédico. 

Otras Noticias