Noticias

Club de Niñas y Niños, un oasis en la jungla de concreto

En Atotonilco de Tula, la organización ofrece actividades diversas a infantes de entre seis y 16 años de edad.

Por:

Foto: Joselyn Sánchez | Club de Niñas y Niños, sede Hidalgo.

Foto: Joselyn Sánchez | Club de Niñas y Niños, sede Hidalgo.

Entre más de 40 mil familias con precarias condiciones de vida, pocos son los espacios formativos y de esparcimiento, por ello, el Club de Niñas y Niños, sede Hidalgo, es una bocanada de aire fresco para aprender estilos de vida saludable que marquen diferencia.

Ubicado en Praderas del Potrero, en Atotonilco de Tula, el Club de Niñas y Niños de Hidalgo es el segundo que se fundó en el país y desde 2009 recibe a infantes de seis a 16 años de edad, que poco a poco han hecho de la disciplina su estilo de vida.

ALIMENTANDO EL CUERPO Y EL ALMA

Marcela Paredes de la Vega, directora del Club, comenta que hace algún tiempo notaron que los pequeños no rendían en las actividades por falta de alimento, algunos solo tenían acceso a una comida al día, por ello, se hizo el esfuerzo de ofrecer desayunos en el turno matutino y comida al turno vespertino.

El Club funciona en dos horarios, en la mañana recibe a los niños que asisten a la escuela en la tarde y viceversa. Atienden a 283 infantes diariamente y al formar parte del programa Desayunos Calientes del DIF y con algunos donativos, pueden ofrecer una comida completa a los integrantes.

JITOMATES Y MÁS JITOMATES

Ya que el Club subsiste con donativos, se colocó un invernadero con 387 plantas de jitomates que producen alrededor de 300 kilos por semana, los cuales son usados para la comida o se venden para captar recursos extra.

UN ESPACIO PARA ESTUDIAR Y HACER TAREA: LA BIBLIOTECA

Al ser un espacio formativo, se da prioridad a los estudios, por lo que cuando un pequeño llega se le pregunta si tiene tarea y antes de pasar a alguno de los talleres tiene que realizar sus deberes escolares.

EL TALLER DE KÁRATE Y MÚSICA 

A través de la disciplina de kárate, se busca proyectar a los miembros del club, incluso, julio pasado, cinco niños menores de diez años fueron a competir a Los Ángeles, Estados Unidos.

Y como en todos los grupos, no falta la rockera de corazón y en este espacio, las pequeñas externan su sentir, su talento y su manera de ver la vida.

COMBATIENDO LA OBESIDAD

Al buscar estilos de vida saludables, también se les revisa médicamente para combatir la obesidad y sobrepeso, actualmente, solo ocho niños del Club tienen sobrepeso.

TALLER DE DANZA Y CÓMPUTO 

La danza no puede faltar, en ese lugar se busca fomentar el cuidado por los espacios y se practican piezas musicales que se presentan durante los festivales. Las participantes solo tienen que poner su blusa para los bailes, ya que las faldas, tocados, joyería y demás utensilios se les prestan ahí. 

Además, se cuenta con un espacio en donde las pequeñas y pequeños pueden fortalecer sus habilidades tecnológicas fuera de la escuela.

DEPORTES, ARTE Y TEATRO

También hay un taller de deportes para que todos tengan actividad física, incluso, hay cinco pequeños que ya corren cinco kilómetros y participan en distintas carreras de la zona.

Mientras, el taller de artes permite conocer las corrientes y la forma en la que las artes cambian el mundo, incluso, algunos estilos como el surrealista o el abstracto se ha permeado en los trabajos de algunos pequeños.

El teatro también es importante y en ese espacio se ensayan obras que son presentadas durante festivales y actividades recaudatorias.

LECTURA E INTEGRACIÓN 

El Club también cuenta con un espacio de lectura que permite total libertad de los pequeños al momento de leer, incluso se les prestan los libros para que en su domicilio continúen la actividad e incluyan a sus familias en ella.

Paredes de la Vega comentó que todo el año reciben niños y por ello, el área de integración es muy importante, ya que permite que los nuevos se adapten a través del juego.

Por último, comentó que también cuentan con un espacio para ver películas y se busca tener cine debate para formar mentes críticas.

En esta nota:
  • Club de Niñas y Niños
  • Hidalgo
  • Atotonilco de Tula

Comentarios