Noticias

Con mural, rinden homenaje al Esquititos en Tlahuelilpan


Cinco días después de la tragedia, el 24 de enero, un artista regional pintó el rostro del Esquititos

Avatar del

Por: Joselyn Sánchez

Rinden homenaje al Esquititos en Tlahuelilpan(Joselyn Sánchez)

Rinden homenaje al Esquititos en Tlahuelilpan | Joselyn Sánchez

Inmortalizado en pintura se encuentra El Esquititos, guatemalteco que se ganó la simpatía de los tlahuelilpenses y que falleció en el incendio de la toma clandestina el pasado 18 de enero, cerca de la comunidad de San Primitivo, en el paraje que algunos ancianos nombran "Las Viborillas". 

Apenas cinco días después del siniestro, el 24 de enero, un artista regional, dedicado a plasmar rostros de personas reconocidas del Valle del Mezquital, pintó un mural de no más de cuatro metros cuadrados, donde retrata a Hugo Antonio Godoy de León, El Esquititos. 

UBICACIÓN
La obra de arte se encuentra ubicada en la zona centro de Tlahuelilpan, en la esquina de la calle 5 de Mayo con la avenida Sergio Butrón Casas, y aunque la idea no fue propia de los lugareños, el dueño de la barda autorizó la pinta del rostro del guatemalteco que cotidianamente pasaba por ese espacio cuando vendía sus elotes y esquites. 

En el mural se puede leer la leyenda: "a la memoria de Hugo A", con los años 1980-2019, en referencia a las fechas de nacimiento y muerte, datos que también se encuentran en una cruz ubicada en la zona cero, con dicho nombre. 

De acuerdo con algunos vecinos, Hugo Godoy llevaba más de ocho años viviendo en el municipio y se ganó la simpatía de los lugareños porque era jovial y trabajaba duro todos los días al vender sus productos para poder mandar dinero a su familia en Guatemala. 

Por ello, los vecinos de la zona adoptaron con cariño el mural en honor al Esquititos y permitieron que fuera pintado sobre la blanca pared, en colores grisáceo, acompañado de una vela que ilumine su camino. 

Los restos de Hugo Godoy aún esperan en las instalaciones de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJEH) para que su familia acuda a recogerlos y después de tantos años regrese a su país natal para ser sepultado. 

LA OTRA CARA DE LA MONEDA
Hablar del 18 de enero se ha convertido en un tabú en Tlahuelilpan, la gente evita tocar el tema, para bien o para mal, ya que se puede herir sin querer a alguien, pero con el Esquititos es distinto porque no hay familia cerca y se ha convertido en un punto de "desfogue" de sentimientos, comenta Jorge López, vecino de la demarcación.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?