Noticias

Creyente carga cruz de 25 kilos para limpiar su alma del pecado, rumbo a la Basílica

Ésta es la segunda peregrinación más grande del país y la primera que organiza la Arquidiócesis de Toluca

Avatar del

Por: El Universal

Creyente carga cruz de 25 kilos para limpiar su alma del pecado, rumbo a la Basílica

Creyente carga cruz de 25 kilos para limpiar su alma del pecado, rumbo a la Basílica

TOLUCA.— José Trinidad se colocó sobre la espalda una cruz de madera de aproximadamente 25 kilos y comenzó a caminar junto con más de 20 mil personas durante el arranque de la 82ª Peregrinación Diocesana de Toluca al cerro del Tepeyac.

Aun con el peso sobre su espalda, a veces tenía que correr para alcanzar al grupo de peregrinos de San Cristóbal Huichochitlán, que apresuraron el paso desde que partieron a las 7:30 de la mañana de las inmediaciones de la Catedral de Toluca.

Aunque ha participado en esta peregrinación durante tres años consecutivos, ésta es la segunda ocasión que carga la cruz para limpiar su alma del pecado. 

“Pido a Dios que me de paz interior, me siento pecador y esto lo hago para mí, para mi familia, para llegar con bien a la Villa”, dijo José.

Ayer el primer objetivo de José Trinidad Reyes González fue llegar a Ocoyoacac, donde pasó la noche. Este martes, junto con el resto de los peregrinos continuará el recorrido alrededor de las 9:00 de la mañana, desde la Marquesa.

La segunda parada será Cuajimalpa, ahí descansarán y en la noche retomarán el camino. De acuerdo a lo programado, será el miércoles alrededor de las 4:00 de la mañana que 40 mil feligreses mexiquenses llegarán a la Basílica de Guadalupe.

Ésta es la segunda peregrinación más grande del país y la primera que organiza la Arquidiócesis de Toluca. Más de 200 policías estatales, municipales y cadetes resguardaron a los romeros provenientes de municipios como Atlacomulco, Calimaya, Almoloya de Juárez, Zinacantepec, Donato Guerra, Villa de Allende, Villa Victoria, Metepec, Amanalco, Valle de Bravo y Toluca, entre otros.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?