‘Decesos de médicos se hubieran prevenido’; cirujana dentista señala vacunación tardía

La cirujana dentista Teresa Morales, de Pachuca, consideró que la vacunación para personal del sector médico privado fue tardía, pues señaló que todos tenían riesgo de contagio por atender pacientes.
 

Avatar del

Por: Luis Godínez

‘Decesos de médicos se hubieran prevenido’; cirujana dentista señala vacunación tardía

‘Decesos de médicos se hubieran prevenido’; cirujana dentista señala vacunación tardía

La doctora Teresa Morales, cirujana dentista, trabajadora del sector médico privado en la ciudad de Pachuca, ha sufrido los estragos de lo que considera una vacunación tardía para trabajadores particulares, ya que ella se infectó de COVID-19 en una de las consultas que brindó.

A su consideración, autoridades no debieron hacer divisiones entre personal del sector salud público y privado para otorgar las vacunas, ya que todos están en constante riesgo de contraer el virus tal y como le sucedió a ella en noviembre del año pasado.

Teresa asistió a vacunarse el pasado viernes 7 de mayo en las instalaciones del Hospital ISSSTE Columba Rivera Osorio de la capital hidalguense. Tuvo que esperar cerca de cuatro horas junto con cientos de colegas que ansiaban continuar con su labor pero ya con la protección del biológico que les otorga anticuerpos contra el coronavirus.

“Muchos decesos de médicos se hubieran prevenido de contar con la protección de una vacuna y evitar que pasaran tantos meses en los cuales los casos de contagios subían y por ende la carga en cualquiera de los hospitales aumentaba”, aseguró.

PANDEMIA REDUJO CARGA LABORAL

Respecto a su actividad laboral, Teresa explicó que la pandemia ha mermado el número de sus consultas, desde el inicio de la cuarentena atiende únicamente a cinco o seis personas al día, debido a los protocolos de salud e higiene que utiliza en su consultorio.

“Antes de la pandemia atendía fácil a 20 o 30 personas por día, ahora solo atiendo a cinco o seis porque entre cada paciente tengo que sanitizar tanto el consultorio como el material que uso, eso lleva tiempo y no deja mucho espacio para meter a más pacientes”, declaró la cirujana dentista.

Además, ha tenido que aplicar otras medidas de protección, como el uso de vestimenta especial, así como toma de temperatura a los pacientes, aplicación de gel antibacterial y un pequeño cuestionario para descartar la cercanía con casos activos del virus.

SE CONTAGIÓ EN UNA CONSULTA

Al ser cirujana dentista, el riesgo para Teresa Morales es muy alto, ya que una de las vías de contagio es la saliva y en su especialidad está en contacto directo con este fluido pues todos sus pacientes son revisados por la boca.

“A pesar de que utilicé todas las medidas de salud me infecté en una consulta en noviembre (2020), no sé si por los materiales o por un paciente directamente, para nosotros como dentistas era necesaria la vacuna ya que no solo atendemos cuestiones estéticas, también surgen emergencias dentales que son atendidas inmediatamente”, añadió la doctora Morales.

De igual manera, señaló que muchas personas mienten sobre su estado de salud para poder ser atendidos y dicen la verdad ya cuando están siendo revisados, factor que pone en riesgo la salud tanto del cuerpo médico como de los demás pacientes.

“Aquí llegaban muchos que no decían nada cuando les aplicaba el cuestionario para descartar contagios, pero ya cuando los estaba atendiendo me decían que en la semana habían tenido síntomas de una pequeña gripa pero que solo era eso, o un pequeño resfriado, hay que recordar que el virus puede hacer presencia con un solo síntoma y ya no me quedaba otra más que terminar de atenderlos, tal vez en ese momento me infecté”, puntualizó.

EL DÍA DE LA VACUNACIÓN, ESPERA DE CUATRO HORAS

Teresa Morales asistió al ISSSTE de Pachuca el viernes 7 de mayo para recibir la primera dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech. Respondiendo al llamado del Colegio Médico Hidalguense, ella realizó su registro previo en la plataforma de internet; sin embargo, lo que no esperaba fue el tiempo que permaneció formada afuera del hospital para inmunizarse.

“Estuve formada por cuatro horas, creo que se generó mucha confusión porque llegaban igual jóvenes de pasantías y me parece que a ellos todavía no les tocaba, igual a los que nos registramos en la plataforma no se nos dio ninguna indicación, pero bueno, a pesar de todo eso creo que la mayoría recibimos la vacuna y con eso se cumplió el objetivo”.

ACOSTUMBRARSE A LA NUEVA NORMALIDAD

Como trabajadora del sector salud, la cirujana dentista piensa que no es momento de bajar la guardia ante el virus, todavía hay que mantener medias de salud e higiene estrictas.

“Yo creo que tenemos que vacunarnos todos, seguir con las medidas de higiene, hay que adaptarnos a lo que estamos viviendo, esta es la nueva normalidad, el COVID no se irá, habrá modificaciones y se controlará, pero el virus seguirá presente, solo es cuestión de adaptarse a las medidas de cuidado”, puntualizó.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?