Noticias

Denunció la sustracción de su hija, pero la Procuraduría está de vacaciones 

La última vez que vio a Estrella, fue en la víspera de Nochebuena

Por:

La pesadilla de Karina Lynn, mujer de 22 años de edad nacida en Estados Unidos, pero de padres mexicanos, inició a las 16:30 de la tarde | Foto: Yurico Dávila

La pesadilla de Karina Lynn, mujer de 22 años de edad nacida en Estados Unidos, pero de padres mexicanos, inició a las 16:30 de la tarde | Foto: Yurico Dávila

Karina Lynn Peñaloza Romero quiere volver a abrazar a su hija de tres años y ante la indiferencia del personal de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo recorre las calles de Pachuca con la foto de su niña y la leyenda “se busca”.

Fue en la víspera de Nochebuena cuando su ex pareja Juan Diego, a quien dejó desde hace siete meses por violencia intrafamiliar, le arrebató a su hija Estrella Kristel en pleno Centro Histórico de Pachuca

Recordar lo ocurrido esa tarde de domingo, para Karina Lynn resulta angustiante, triste y amargo.

Con un sentimiento de impotencia asegura que autoridades de la procuraduría no dieron entrada a su denuncia y mucho menos activaron la Alerta Amber.

Zozobra

En la redacción de AM Hidalgo estuvo acompañada de su hermana. Trataba de demostrar fortaleza, pero en el fondo la zozobra de no saber dónde ni cómo está su única hija delataba su verdadero estado de ánimo. 

La pesadilla de Karina Lynn, mujer de 22 años de edad nacida en Estados Unidos, pero de padres mexicanos, inició a las 16:30 de la tarde del pasado 24 de diciembre, hora en la que se quedó de ver con Juan Diego Crisóstomo Crisóstomo, su ex pareja sentimental y padre de su hija.

Comprarle unos zapatos fue el pretexto para que Juan Diego volviera, dice mientras sujeta un bolso negro en el que lleva hojas de papel bond impresas con el boletín de búsqueda de su hija que ha pegado en postes, paredes y árboles de Pachuca.

Cuando regresó ya no estaban

“Nos citó frente al mercado Benito Juárez y de ahí caminamos rumbo al Reloj y dijo ‘tengo hambre’. Entramos al Burger King que está en la esquina; ahí me dijo que ordenara, pero cuando regresé a la mesa ya estaban otras personas quienes me comentaron que se había salido corriendo con la niña”, relató.

Apresurada, salió a buscarlos en los alrededores de la Plaza Independencia. Sacó su celular para marcarle a Juan Diego que para ese momento ya había apagado su móvil y quien enfrenta una denuncia en la jurisdicción de Tizayuca por violencia familiar.

Caminó en dirección al Monumento a los Niños Héroes, donde su desesperación ya era total.

Pidió a dos policías municipales de Pachuca que le ayudaran a buscar a su hija e inmediatamente se implementó un operativo en las calles aledañas. Incluso, se fueron a buscarlos a la Central de Autobuses, pues desde ahí abordaría el camión de regreso a la Ciudad de México. Sin embargo, tampoco fueron encontrados. 

Le pidieron regresar el 26 de diciembre

Karina Lynn lloraba de la desesperación y no soltaba el teléfono celular. Fue entonces que, en una patrulla la llevaron a las instalaciones de la Subprocuraduría de Derechos Humanos y Servicios a la Comunidad de Hidalgo, ubicada en la zona residencial de San Javier. Ahí levantó la denuncia.

En el lugar personal de la PGJH le pidió que regresara hasta el próximo 26 de diciembre para darle a conocer el avance del caso.

Así lo hizo, se fue a la casa de su mamá y casi a la medianoche de ese día Juan Diego se comunicó con ella sólo para decirle que Estrella estaba bien y que no la iba a regresar.

“Veo que me quitó a la niña porque no quise regresar con él, tenía siete meses que le había dicho no quiero nada contigo, por eso me vine a trabajar de Tizayuca a Pachuca”, relató.

Después hasta el 8 de enero

Al regresar el 26 de diciembre a la dependencia de la PGJH, la respuesta no mejoró su ánimo: “dijeron que no se habían pasado la denuncia porque los ministerios públicos están de vacaciones al igual que los de Alerta Amber y que regresan hasta el 8 de enero del próximo año”.

Ante una presunta omisión de las autoridades, Karina Lynn tomó la iniciativa de colocar el aviso de “Se Busca” en postes, paredes y árboles de Pachuca a fin de que la población les pueda ayudar a dar con el paradero de su hija. 

Dejó los números telefónicos 7712217848, 7713866087 o 7717930457 para informes que lleven a Estrella.


Versión de la procuraduría

Al respecto, el área de comunicación social de la Procuraduría señaló a AM Hidalgo que el personal trabaja con normalidad durante estas fechas de asueto y prueba de ello es que el 24 de diciembre se iniciaron 23 carpetas de investigación; y el 25 se contabilizaron 17 denuncias.

Corroboró que una de estas carpetas se inició oportunamente y tiene que ver con la denuncia por la sustracción de la menor Estrella Kristel Crisóstomo Peñaloza; en cuanto a la Alerta Amber, la dependencia dijo desconocer el porqué no se ha activado; no obstante, recordó que existe un protocolo para ello.

En esta nota:
  • Hidalgo
  • Entrevista
  • Pachuca
  • Estados Unidos
  • Juan Diego
  • Niña robada
  • Desaparecida
  • México
  • El RElo
  • Plaza Independencia

Y tú, ¿qué opinas?