Noticias

"Voy con unos amigos a San Juan", escribió Antonio Islas pero ya no regresó

Familiares informaron que desde el 15 de agosto no saben de su paradero y que únicamente les dejó una nota en la que avisaba que saldría con amigos.
 

Avatar del

Por: Felipe Vega

"Voy con unos amigos a San Juan", escribió Antonio Islas pero ya no regresó

"Voy con unos amigos a San Juan", escribió Antonio Islas pero ya no regresó

"Voy con unos amigos a San Juan", dice el recado que escribió Antonio Islas Cruz, de 50 años de edad, antes de desaparecer.

El hombre, vecino de la colonia Palmitas, en Pachuca, padece esquizofrenia según mencionaron sus familiares.

Desde el pasado 15 de agosto, refiere Iraís Morales, su sobrina, no saben nada de él. Su tío, por su condición de salud, vivía con sus padres.

El citado día, agregó, le pidió cinco pesos a su madre para ir a la tienda. Salió de su casa situada en calle San Vicente, no muy lejos de la tienda Sams Club.

Los padres de Antonio continuaron con sus actividades sin imaginar que su hijo ya no regresaría.

Antonio, con frecuencia iba por algún mandado a la tienda o por las tortillas, pero no tardaba en regresar.

Sin embargo, la noche del 15 de agosto se preocuparon por su ausencia y al revisar la casa sus padres encontraron un recado escrito por Antonio.

No sabemos a qué San Juan se refiere y tampoco a qué amigos, solo tiene dos pero no los ve desde hace tiempo", dijo su sobrina.

SUPERVISABA OBRAS ANTES DE SU PADECIMIENTO 

Cuando era joven, el extraviado se casó y tuvo dos hijos con su esposa. Sin embargo, una ocasión, durante diferencias que tuvo con su cónyuge, ella lo golpeó con un tejolote en la cabeza; como consecuencia, comenzó con síntomas de esquizofrenia.

Su sobrina recordó que cuando su tío estaba saludable trabajaba como supervisor de obras y que su matrimonio terminó debido a su padecimiento, tras lo cual, Antonio fue a vivir a casa de sus padres.

ANTONIO ES MUY TRANQUILO Y LE GUSTA ESCRIBIR

El hombre de 50 años, no obstante su padecimiento, es una persona tranquila, refirió su sobrina, le gusta traer siempre un lápiz, lapicero y cualquier hoja para escribir.

Sus familiares temen que al sufrir una de sus crisis, personas sientan temor y piensen que es agresivo, pero no es así, señalaron.

Comentaron que después de su desaparición acudieron ante personal del Ministerio Público a denunciar el caso.

Precisaron que al salir de su hogar traía puesto un pantalón de vestir azul marino y sudadera roja con vivos azules, además de botas tipo minero y una gorra blanca. Como seña particular tiene una cicatriz por quemadura en un brazo.

Desesperados por la lentitud de las investigaciones policiales, también acudieron a la Fiscalía General de la República en la entidad. Asimismo lo hicieron con la fundación Sonrisas Perdidas Hidalgo.

Sus padres y otros familiares, mientras tanto, guardan celosamente el recado que escribió Antonio donde dice: "Voy con mis amigos a San Juan".

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?