Noticias

Don Ernesto Gómez: el hombre meridiano

Don Ernesto Gómez Hernández deja la herencia de un medio de comunicación que es de los ciudadanos

Por:

Don Ernesto Gómez: el hombre meridiano

Don Ernesto Gómez: el hombre meridiano

Los medios de comunicación nacen envueltos en los propósitos y sueños de sus fundadores. Comerciales, utópicos, revolucionarios, pragmáticos, pero ellos incluyen los referentes necesarios para darle sentido desde ese alguien que busca un qué. Don Ernesto Gómez Hernández fundador del periódico am junto con Don Vicente Lascurain, periodista del exilio español y Don Miguel Barragán, periodista mexicano crítico y plural, se fue de entre nosotros, dejando un patrimonio intangible: la herencia de un medio de comunicación que es de los ciudadanos.

Don Ernesto fue seminarista en su juventud temprana y con el gen empresarial de su padre, aprendió a vender “de todo”: flores, coches, inmuebles y periódico. Inmerso en una familia de tradiciones católicas, se formó, sin embargo, en la tradición liberal mexicana y esto lo impregnó en el periódico que formaría después de haber sido Secretario de Finanzas con el Gobernador Juan José Torres Landa. Los emprendedores, los empresarios, son claves para generar riqueza y saber que en sus empresas gozan de espacios de trabajo seguros y de desarrollo.

Junto con su hermano Fito después de poseer agencias de automóviles, deciden abrir un periódico en época donde el periodismo era oficialista, disciplinado. Aquí se trataba de hacer algo diferente: de ser “meridianos”, rectos, impecables, dar pauta al tiempo. ¿Cómo le nació la idea de crear un periódico? Me decía que ya que había terminado su trabajo como Secretario de Finanzas del estado de Guanajuato se preguntó “¿y qué voy a hacer ahora?”. No había nada que le agradara más que leer y cuando era joven, devoró un libro que se llama “El reino y el Poder” que es la historia del New York Times. De ahí surgió su idea de que -a lo mejor-, un día podía hacer un periódico, aunque nunca lo tuvo realmente en su mente.

 

 

 

 

 

 

Don Ernesto junto a Juan José Torres Landa y a Vicente Lascurain el día de la inauguración del am

Pero a todo le llega su tiempo. Con la amistad con Don Vicente Lascurain se concretó la idea. Reunidos ya los dos con Barragán en el restaurant Ambassador, que estaba en la planta baja del periódico Excélsior (ningún mejor lugar para hablar del tema). El periódico no se iba a llamar así. Ellos habían pensado ponerle Meridiano y los tres redactaron el compromiso que tendrían con sus lectores si llevaban a cabo el proyecto. Es decir, el primer editorial nace antes que el periódico am, porque ahí don Vicente en la redacción plasma el sueño, la causa, el estilo. Él fue quien puso el sello del primer editorial y Don Ernesto la visión empresarial.

Sí, la misma para conjuntar numerosas figuras y crear el concepto del Forum Cultural Guanajuato, el que plasmó en un boceto para construir lo que ahora es el Hotel Stadium. El que tenía para orientar a jóvenes para que concretaran sus sueños. El que compartía cuando él –sin apego a los actos públicos o reconocimientos-, charlaba con los jóvenes universitarios platicando sobre su vida y el valor de la libertad de conciencia.

“Nosotros somos usted”, el primer editorial de AM, refleja el pensamiento de Don Ernesto y el compromiso que tuvo siempre con sus lectores. “Neto” como le decían en su familia, siempre fue un liberal en tierra de conservadores. Consideraba que ser honesto también es un privilegio, Que también se puede al mismo tiempo ganar dinero y ser próspero, todo siendo honorable y siendo honrado. Él nunca renunció a esto, jamás. Doy testimonio, incluso cuando tuvo que renunciar a proyectos de gran visión al confrontarse con políticos conservadores y fundamentalistas. Don Ernesto fue una persona muy sabia y era un recreo convivir con él, por su conversación y animarme a redactar lo que pensara y viera en las calles.

Cuando se inicia el periódico, él era socio de su hermano “Fito”; entre los dos venden algunas agencias de automóviles que tenían y con ese dinero hicieron el periódico que siempre siguió su línea de “no tener línea”. Uno de sus compromisos que tomó entonces era que “jamás aceptaríamos un peso de nadie”, es decir, que la palabra editorial de am no tendría precio, ni un peso que no sea publicidad o la venta del papel y por ello, en am tenemos una proporción pequeña proveniente de publicidad del gobierno. La frase “Nosotros somos Usted” resume su obra editorial porque tenía las mismas aspiraciones, las mismas inquietudes, de la gente. De ahí nace esa frase.

Don Ernesto concluyó su vida, sus últimos años, rodeado de su familia y siempre sonreía con esperanza imaginando el futuro; lo mismo para que hiciéramos crecer la Fundación Leonesa Servir que ayuda a cientos de personas de escasos recursos, o su sueño de crear la Universidad Meridiano y animarme a hacerlo. Hoy am sigue formando a periodistas, haciendo su labor empresarial y siendo un contrapeso para los malos actos del gobierno, independientemente del partido que sea , porque tiene la libertad de decir las cosas como son.

Don Ernesto, les decía a los jóvenes que desarrollaran su talento y estudiaran. En sus charlas recordaba que había estudiado hasta segundo de secundaria y que lo sacaba adelante era “el tener causas nobles y concretarlas”. Siempre afable en su hablar lleno de anécdotas de personajes y gente, era imposible dejar de reír incluso cuando nos decía a sus amigos que “se le estaba acabando el calendario” sobreponiéndose al recientemente dolor de la partida de su esposa, doña Alicia.

Textualmente decía en el editorial que deja como legado: “….Es nuestro firme propósito que el periódico sea un vehículo de comunicación que fortalezca la sociedad en que vivimos y contribuya mediante el objetivo de exposición de sus problemas e inquietudes y la defensa de sus nobles anhelos a hacerla más solidaria y más justa.

Siempre recordaba al Gobernador Torres Landa: “En la búsqueda de la unidad creadora y la diversidad civilizada el ser humano por si mismo no es inteligente, la inteligencia es colectiva, porque cada uno de nosotros llenamos un espacio en las actividades del ser humano. El siempre modesto personaje que fue Don Ernesto, cumplió con una misión: “Este no es un negocio como cualquier otro, la edición de un periódico significa el ejercicio diario de la credibilidad, la comprobación cotidiana de que los principios se mantienen y las promesas se cumplen”

Me decía que lo más cercano a la actividad del político, es el periodismo. “¿Qué es lo primero que te quitan? Lo periódicos, la libertad de expresión; y la libertad es el tesoro más grande que tenemos”. Nos deja Don Ernesto junto con la primera generación de empresarios leoneses que crearon las grandes empresas en los años cincuenta y nos formaron en un estilo de trabajar, de vivir, de plantarnos frente a la vida: lo que a muchos nos enseñó: ser Meridiano.


 

En esta nota:
  • Am
  • Ernesto Gómez Hernández
  • Periodismo
  • Fallece

Comentarios