Noticias

El país perfecto para los perros

No los llaman perros callejeros, sino 'perros de la comunidad', todo mundo los alimenta y es ilegal matarlos

Por:

Un perro callejero en una playa de Mumbai. / Fotos: Atul Loke para The New York Times

Un perro callejero en una playa de Mumbai. / Fotos: Atul Loke para The New York Times

En Mumbai, la gente más pobre que vive en las calles apenas tiene suficiente comida, pero alimenta a los perros callejeros. Y los ricos… bueno, algunos se exceden por completo.

Una actriz de Bollywood les da platos calientes de pollo y arroz cada mañana a decenas de perros del vecindario. Otra mujer recorre las calles en un Honda especialmente equipado para darles comida a más de 100, y agrega ciertas especias según la temporada (la cúrcuma es buena durante los monzones, dice, para ayudar a proteger el sistema inmunitario de los perros).

India tiene algunas de las mejores leyes a favor de los perros en el mundo. Aquí es ilegal matar a perros callejeros sanos, y el resultado es que hay millones de ellos, quizá hasta 30 millones en todo el país. Las jaurías de perros recorren los parques, pasan el tiempo cerca de los restaurantes para comer sobras (que generalmente les dan) y se quedan echados dentro de las estaciones de ferrocarril mientras los apresurados viajeros levantan los pies para no pisarlos.


Un grupo de perros en la estación de tren de Churchgate.


Eso no necesariamente es algo bueno. No es coincidencia que la India también tenga el primer lugar del mundo en casos mortales de rabia. En el estado de Kerala, las patrullas ciudadanas consideraron que los perros callejeros son una amenaza tan grande que comenzaron a cazarlos metódicamente hasta noviembre pasado, cuando la Suprema Corte les ordenó que dejaran de hacerlo.

Sin embargo, lo más típico es que los cuiden. Algunas personas ni siquiera los llaman perros callejeros, y prefieren el término más respetuoso de “perros de la comunidad”. Y dentro de la India, Mumbai se considera una suerte de ciudad santuario para ellos.


Una mujer con varios perros callejeros a los que cuida y ofrece de comer en su pequeña casa, en Colaba

Pero esa reputación tropezó brevemente hace unas semanas, después de que algunos perros se sumergieron en un río de Mumbai y salieron azules de ahí.

Las fotos de los “perros azules de Mumbai” se volvieron virales, y los primeros reportes noticiosos especularon que el pelo de los perros había cambiado de color debido a algún extraño efecto de la contaminación.



Niharika Kishan Gandhi alimenta a perros cerca de su casa en los suburbios de Mumbai, India.

 

Se temía que hubiera sido causado por la contaminación en el río Kasadi.

Después de investigar el asunto de cerca, resultó que una empresa de colorantes había arrojado productos a una zanja de drenaje que iba hasta un río de Mumbai donde a los perros les gustaba jugar. El colorante para ropa había manchado el pelo de los perros, y las lluvias del monzón lo propagaron.

Lo interesante —y conmovedor— fueron los esfuerzos de la comunidad para acercarse a los perros azules y ayudarlos.


“La india es un país verdaderamente único”, dijo Ingrid Newkirk, la cofundadora británicoestadounidense de People for the Ethical Treatment of Animals, quien creció en la India. “Quizá es la creencia en el karma, la idea de que ese perro podrías ser tú, y si no prestas atención a tu vida, en verdad podrías ser tú”


Niharika Kishan Gandhi alimenta a perros cerca de su casa en los suburbios de Mumbai, India.
 

“O quizá”, especuló, “son sólo los pobres quienes tienen más compasión porque se identifican con otros que la están pasando mal tratando de sobrevivir”.

Después de que algunos trabajadores de una fábrica vieron a una jauría de perros que tenían un color azul brillante, Taloja puso manos a la obra.

Los trabajadores llamaron a una activista de derechos humanos del vecindario, quien a su vez llamó a un defensor de derechos de los animales del vecindario, quien entonces llamó a un hospital de animales cercano. Una ambulancia llegó al lugar.

Algunos días más tarde, en otro incidente cerca de una fábrica, los aldeanos se sumergieron en un foso donde había ácido nítrico y rescataron a un perro que estaba atrapado.

En Mumbai, una decena de grandes beneficencias, entre ellas una llamada The Welfare of Stray Dogs, recorren la ciudad, tratando a los perros enfermos y llevando a los sanos a hospitales de animales para vacunarlos y esterilizarlos antes de llevarlos de regreso exactamente a donde los encontraron, como lo exige la ley. (Aquí es ilegal desplazar a un perro).


Voluntarios del grupo 'Bienestar para perros callejeros' ofrecen tratamiento y transporte a animales enfermos, ayudan a un can.


El gobierno indio ha tomado la decisión de no matar a los perros callejeros, sino reducir la población gradualmente mediante esterilizaciones. El resultado en Mumbai, dicen los expertos en bienestar animal, es un ciclo virtuoso.

Los perros esterilizados, que no tienen cachorros ni buscan pareja, tienden a estar más relajados, lo cual hace que la gente les tema menos, lo cual a su vez los hace más amigables y, por lo tanto, la gente los acepta más.

El respeto por los animales está plasmado en la Constitución de la India, en la cual se dice que cada indio debe “tener compasión por los seres vivos”. Pocos lugares son tan emblemáticos en cuanto a esto como el hospital animal en Thane, cerca de Mumbai, donde los residentes de Taloja rescataron al perro que estaba en el ácido y al único perro azul que pudieron atrapar.


Madhavi Irani cuida a 'Babu', un perro que se quedó casi ciego después de quedar atrapado en una zanja llena de agua contaminada con ácido, en Thane, India.
 

Al perro azul le revisaron todos los signos vitales. Después de cinco días de observación, lo liberaron sano (el perro era un macho de cerca de ocho años).

El perro del ácido no tuvo tanta suerte. El hospital lo llamó Babu, y ahora básicamente está ciego.
 

En esta nota:
  • New York Times
  • México
  • Hidalgo
  • Tren
  • Perros
  • Amantes de los Perros
  • Pachcua

Comentarios