En riesgo 20 mil familias por inundaciones en fraccionamientos de Zempoala: vecinos

Habitantes de fraccionamientos en Zempoala, al sur de Pachuca, dijeron estar desesperados por la falta de ayuda de autoridades y constructoras durante la época de lluvia, advierten bloqueos si no tienen respuesta.

Avatar del

Por: Luis Godínez

En riesgo 20 mil familias por inundaciones en fraccionamientos de Zempoala: vecinos(Luis Godínez)

En riesgo 20 mil familias por inundaciones en fraccionamientos de Zempoala: vecinos | Luis Godínez

La temporada de lluvias no solo ha rebasado el sistema de drenaje de fraccionamientos ubicados al sur de Pachuca, en el municipio Zempoala, sino también evidenció irregularidades en las construcciones que afectan a más de 20 mil familias que habitan la zona.

De acuerdo con un recorrido realizado por AM Hidalgo, fraccionamientos como Santa Matilde, Victoria, San Alfonso, Villa Fontana y Esmeralda, son solo algunos donde sus habitantes han sido afectados directamente por las lluvias, debido a inundaciones que han causado pérdida de bienes materiales y constante angustia ante falta de respuesta al problema que data desde hace más de seis años.

PROBLEMA: LLUVIAS, DRENAJE Y CONSTRUCCIONES

Para los habitantes de dichos fraccionamientos, la temporada de lluvias que recién comenzó en Hidalgo representa un gran riesgo para sus viviendas debido a las inundaciones.

De acuerdo con testimonios de vecinos, algunos consideran que las anegaciones se deben a que personas tiran su basura en canales pluviales de la zona, lo que impide que el agua siga su curso, se estanque y regrese a los fraccionamientos donde provoca daños materiales considerables.

En tanto, otros aseguran que el origen del problema son deficiencias de construcción, ya que el drenaje no es de buena calidad y carece del desagüe apropiado. 

Al respecto, mencionaron que en el fraccionamiento Residencial Victoria tienen un tubo de 20 centímetros de diámetro para desaguar sus calles, el cual da a un canal de aproximadamente un metro de grosor al que llegan los residuos de otras zonas habitacionales, por lo que es insuficiente y se colapsa durante las lluvias.

María Castañeda, representante vecinal de Residencial Victoria, asegura que las autoridades han hecho caso omiso a sus peticiones de ayuda.

El presidente municipal, Jesús Hernández Juárez, solo viene a darse sus paseos por aquí prometiendo que en los próximos días lo solucionará pero no vemos avance”, reprochó. 

Añadió que “no solo él, las pasadas administraciones también sabían de este problema que tenemos de inundaciones y solo ayudaban por un ratito haciendo drenes pluviales improvisados que no aguantan la cantidad de lluvia que cae en estas temporadas, encima de todo solo nos pusieron un tubito de 20 centímetros para esas ocasiones”, dijo.

Por otra parte, habitantes del fraccionamiento San Alfonso comentan que la lluvia no es el problema real, sino el drenaje, ya que con muy poca cantidad de agua que caiga se desborda, lo que ocasiona que los baños de las viviendas se conviertan en un foco de infección por las aguas negras.

YA FUERON HASTA AL SENADO

Vecinos de los fraccionamientos Santa Matilde, Victoria, San Alfonso, Villa Fontana y Esmeralda, mencionaron que el problema de las inundaciones no es de este año, pues viven en la zona desde hace siete años y aseguran que cada temporada de lluvias tienen que rezar a todos los santos para que su drenaje resista y no genere inundaciones.

Comentaron que las empresas encargadas de vender las casas les pintaron un panorama “muy bonito”, incluso ofrecían garantía de cuatro años para algunas viviendas, pero “como por arte de magia dichas garantías desaparecen cuando se hace algún reclamo”.

Se me inundó mi casa, perdí mis muebles, electrodomésticos y ropa, cuando fui a las oficinas de la constructora, quitados de la pena solo me dijeron que era mi culpa, que yo quise vivir en esa zona y que no podían hacer nada, por eso decidimos acudir al Congreso local, después al Senado, donde no nos hicieron caso, creo necesitan una pérdida humana para que nos solucionen el problema”, dijo un habitante.

Ante el riesgo, algunos han tenido que hacer implementos especiales en sus hogares, como levantar pequeñas bardas en sus puertas para que el agua no se meta, otros que no habitan sus casas taparon con blocks las ventanas, pues en algunas ocasiones el nivel del agua sobrepasa el metro de altura.

Debido a esta situación los habitantes de esa zona habitacional se encuentran desesperados, pues son más de 20 mil familias las que corren peligro, aunado a esto, agregaron que actualmente son construidos más fraccionamientos que podrían sufrir los mismos problemas.

Si no nos ayudan vamos a tener que bloquear la carretera a México, no queríamos hacerlo pero ya nos vemos obligados, de verdad la pasamos muy mal con las inundaciones”, comentaron. 

Agregaron que “no importan los daños materiales, pero la angustia que genera ver tu patrimonio irse así tan fácil… se supone que compramos casa aquí porque vimos un lugar seguro y con todas las medidas correctas para vivir, pero ahora solo nos dicen que es nuestra culpa por elegir la zona para habitar, es desesperante” señalaron los vecinos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?