Noticias

Encerraron a papás en escuela de Campo de Tiro, por no pagar cuota

Los inconformes dijeron que, el primer día de clases, acudirán con sus hijos y, en caso de no ser aceptados, van a tomar la escuela.
 

Avatar del

Por: Felipe Vega

Encerraron a papás en escuela de Campo de Tiro, por no pagar cuota

Encerraron a papás en escuela de Campo de Tiro, por no pagar cuota

Por momentos, padres de familia que llegaron a la primaria Ciudad de Ponferrada, en Campo de Tiro, quedaron encerrados.

Dijeron que llegaron con la intención de inscribir a sus hijos en los grados quinto y sexto, pero al menos unos 20 no tuvieron para pagar la cuota anual de 860 pesos.

Los paterfamilias pidieron al director Miguel Ángel Aldana que les permitiera dejar una parte y lo demás lo pagaran después.

El profesor se negó y, junto con Ernesto Bobadilla, presidente del Comité de Padres de Familia, se pusieron "pesados", narraron.

Incluso ordenaron que cerraran con candado el zaguán de la escuela situada en la calle Colibrí.

Los padres de familia mostraron su preocupación de que sus hijos no sean recibidos en ese colegio, a unos días de que inicie el nuevo ciclo escolar.

DENUNCIAN ANOMALÍAS EN LA PRIMARIA 
Los papás, después de poder salir de la escuela, denunciaron algunas anomalías por parte del director y el presidente del comité.

Dijeron que, año con año, pagan su cuota escolar pero nunca les dan informes sobre qué hacen con el dinero.

Afirmaron que la escuela tiene muchas carencias y, suponen, que el efectivo que reúnen lo ocupan para otras cosas, menos para rehabilitar la primaria que ni siquiera barda tiene.

Detallaron que Ernesto Bobadilla tiene al menos 4 años de estar en el comité y, actualmente, es el presidente.

Se siente muy apoyado por el director y, también, su esposa Hortensia Moreno, es la encargada del comedor, ahí desayuna y come él también, aunque no es alumno", dijeron madres de familia entrevistadas por AM Hidalgo.

Señalaron que la situación, la mañana de este miércoles,  se puso difícil, por el proceder del director quien, con toda la calma, les dice que si no hay cuota no pueden sus hijos cursar el año.
Un padre de familia de apellido Limón fue grabado, cuando estaba cerrada la escuela e hizo señalamientos.

Los inconformes dijeron que, el primer día de clases, acudirán con sus hijos y, en caso de no ser aceptados, van a tomar la escuela.

Hicieron un llamado finalmente a directivos de la SEPH para que tomen cartas en el asunto, antes de que pase algo grave y, tomando en cuenta que la educación debe ser gratuita y no condicionar con cuotas "voluntarias", pero en realidad son obligatorias.

 

En esta nota:

Comentarios