Noticias

FMI recorta de 1.6% a 0.9% pronóstico del PIB de México para 2019

En opinión de los especialistas del FMI, el crecimiento mundial sigue siendo moderado

Avatar del

Por: El Universal

FMI recorta de 1.6% a 0.9% pronóstico del PIB de México para 2019

FMI recorta de 1.6% a 0.9% pronóstico del PIB de México para 2019

El Fondo Monetario Internacional (FMI) redujo su proyección de crecimiento económico para México en este año de 1.6% estimado en abril pasado a 0.9%, de acuerdo con la actualización de las Perspectivas de la Economía Mundial que elabora el organismo multilateral.

La considerable revisión a la baja de 0.7 unidades para este año refleja las rebajas de las calificaciones crediticias de México, “donde la inversión sigue siendo débil y el consumo privado se ha desacelerado, como resultado de la incertidumbre en torno a las políticas, el deterioro de la confianza y el aumento de los costos de endeudamiento, que podrían seguir aumentando tras la reciente rebaja de la calificación soberana”, explica el FMI en su comunicado.

Cabe destacar que su estimación de variación anual del producto interno bruto (PIB) en términos reales de México para el próximo año se mantiene en 1.9%.

En opinión de los especialistas del FMI, el crecimiento mundial sigue siendo moderado. En este contexto, se pronostica una expansión de 3.2% para 2019, con un repunte a 3.5% en 2020, cifras 0.1 puntos porcentuales menores que lo proyectado para ambos años en el informe de abril pasado.

En América Latina, dice el informe, la actividad se desaceleró notablemente al comienzo del año en varias economías, debido principalmente a factores idiosincrásicos. Se prevé que la región crezca a un ritmo de 0.6% en 2019 (0.8 puntos porcentuales menos que en el informe de abril pasado), y que repunte a 2.3% en 2020.

Para Estados Unidos se prevé que el crecimiento para 2019 sea de 2,6% (0.3 puntos porcentuales más que lo indicado en el informe anterior), y que se modere a 1.9% en 2020 conforme se repliegue el estímulo fiscal. La revisión del crecimiento para este año obedece al desempeño más sólido de lo esperado durante el primer trimestre.

A nivel multilateral, las necesidades apremiantes en opinión del FMI, son: “en primer lugar, reducir las tensiones comerciales y tecnológicas y, en segundo lugar, despejar cuanto antes la incertidumbre en torno a la modificación de acuerdos comerciales de larga data (entre ellos los acuerdos entre el Reino Unido y la Unión Europea, y entre Canadá, Estados Unidos y México)”.

Los riesgos para el pronóstico del FMI se inclinan principalmente a la baja, e incluyen “nuevas tensiones comerciales y en el ámbito de la tecnología que perjudiquen el ánimo y frenen la inversión; un aumento prolongado de la aversión al riesgo que deje al descubierto una continua acumulación de vulnerabilidades financieras tras varios años de tasas de interés bajas; y una intensificación de presiones desinflacionarias que agraven las dificultades para el servicio de la deuda, restrinjan el margen de la política monetaria para contrarrestar las desaceleraciones y prolonguen más de lo normal los shocks adversos”.

Comentarios