Noticias

Falta de empatía y civilidad aumentan contagios COVID: Alejandro Benítez

El secretario de Salud de Hidalgo señaló que detrás de cada cifra de contagio o defunción hay una familia que sufre, por lo que urgió a respetar las medidas de prevención. 
 

Avatar del

Por: Lourdes Naranjo

Falta de empatía y civilidad aumentan contagios COVID: Alejandro Benítez

Falta de empatía y civilidad aumentan contagios COVID: Alejandro Benítez

Tras la clausura de un bar clandestino en Pachuca donde había decenas de personas conviviendo, el secretario de Salud de Hidalgo Alejandro Benítez Herrera, señaló que en ese y otros casos la pobre empatía y pobre civilidad de la población hace que las curvas de contagios no bajen.

Recordó que el bar clandestino tenía disfrazada su entrada con una puerta de refrigerador y adentro había comensales, “al ver las imágenes yo como ciudadano me entristezco y me lleno de rabia y de enojo, pero como médico y secretario de Salud no puedo negar atención médica a las personas que así lo requieran, independientemente de cómo se contagiaron, eso queda fuera de toda duda”.

Este martes, durante conferencia de prensa, el funcionario señaló: “Es precisamente esta pobre empatía, esta pobre civilidad que a veces mostramos que hace que estas curvas, este ascenso meteórico de los contagios y la saturación de los hospitales no baje, es desesperante ver que los contagios, las hospitalizaciones y los fallecimientos no ceden”.

Benítez Herrera indicó que las curvas de contagios y cifras que presentan tanto la Secretaría de Salud federal como la estatal no son números fríos, ni son un rango en las estadísticas o en el papel.

“Detrás de esos números hay una persona, detrás de cada defunción anunciada hay una familia que sufre, un padre que deja en el desamparo a sus hijos, hay seres queridos que ya no estarán con nosotros. En estos números está reflejado el dolor, la angustia, la pena, el desamparo, la tristeza, el enojo”, expresó.

Además, dijo, detrás de esas cifras hay muchas familias, algunas exigiendo, otras clamando una cama de hospital, otras en plena desesperación y otros que están pagando las consecuencias de sus actos a pesar de que llevan casi un año anunciando qué es lo que tienen que hacer para prevenir los contagios.

“Es algo que me duele reconocer y tengo que manifestarlo, el pobre espíritu de respeto y solidaridad, con el que a veces nuestro vecino tiene por nosotros mismos, y el derecho de él termina en donde empieza el mío”, refirió.

Además, reiteró el llamado a la ciudadanía: “Cuidándose ustedes nos cuidamos todos, porque estas medidas básicas de bioseguridad no solo nos pueden ahorrar dinero y camas de hospital, sino que nos van a ahorrar dolor, tristeza, desesperación”, finalizó.

8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am
En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?