Noticias

La basura y la corrupción carcomen el bosque de Real del Monte

En el Pueblo Mágico hay un amplio tiradero a cielo abierto donde tres ayuntamientos depositan su basura sin permisos

Por:

Fotos: Yurico Dávila

Fotos: Yurico Dávila

El verdor del bosque de momento se quiebra, el canto de pájaros se convierten en gruñidos de jaurías perros; el olor de pino desaparece y un nauseabunda pestilencia invade el aire de El Escobar, un viejo barrio minero de Real del Monte. 

Y el causante de este caos ambiental, es un basurero que crece cada año como un símbolo de la corrupción y la complicidad de las autoridades con los propietarios, según la denuncia vecinal.

Con testimonios, documentos y fotografías, muestran los efectos de esta contaminación. “Mi madre tiene graves problemas a raíz de este basurero”, dice uno mientras que otro acusa la muerte por cáncer de otro vecino y así se suceden los señalamientos.

Resulta hasta increíble que nadie lo vea, dicen. El basurero se encuentra a unos pasos de la carretera federal a Tampico, entre Real del Monte y Omitlán. “Todos lo ven, todos notan este lunar de desgracia”, dicen.

Un camino escondido entre pinos es la única entrada a este basurero que abarca unas seis hectáreas y que ya muestra unos quince metros de altura. Y cómo no, si ya recibe la basura que envían los ayuntamientos de Mineral del Monte, Omitlán, Huasca y en ocasiones hasta Mineral de la Reforma. Sólo el alcalde Mineral de El Chico entendió que era ilegal el depósito de basura en ese lugar y buscó otro confinamiento.

Aquí el único que gana es el encargado o dueño, nadie sabe su encargo de José Elías Monroy Aguilar, quien lo mismo aparece en la nómina de Huasca de Ocampo como encargado del tiradero que es quien atiende a las autoridades ambientales cuando hay requerimientos oficiales.

TIRADERO CLANDESTINO

Los vecinos, quienes omiten su identidad por las constantes amenazas que reciben por hacer la denuncia, mostraron una serie de documentos enviados desde el 2012 a las instancias gubernamentales estatales y federales donde piden su intervención y regulartización.

En documentos dirigidos a la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa), muestran como han pedido la clausura de este tiradero que la misma autoridad calificó de “clandestino”.



Pese al problema ambiental que ya afecta los mantos freáticos, a un río que cruza el centro de Omitlán, “los ayuntamientos persisten en tirar aquí su basura”, dice uno de los denunciantes que señala a lo lejos del tiradero y el curso del río.

En otros documentos enviados a Secretaría de Medio Ambiente tanto estatal como federal, muestran la solicitud de intervención.
Hace unos días, dijeron, fuimos al Congreso del Estado a pedir que ellos hagan algo, “nadie nos hace caso, nadie quiere ver el problema ambiental y de salud”.


“Hemos visto llegar grupos de inspectores que recorren el basurero, vemos que llevan papeles y hablan largo tiempo con José Monroy y luego se van”, dicen extrañados porque no hay ningún cambio en las actividades del basurero porque siguen llegando camiones de volteo a descargar su basura.

Por la respuesta que han dado las autoridades a los vecinos, este tiradero no cuenta con ningún tipo de permiso para esta actividad y en algunos casos sólo les han dicho que se trata de “un tiradero temporal porque no hay donde tirar la basura”, sin embargo esta temporalidad ya cumplió 20 años.

El río 

Poco a poco el río se va desapareciendo en las orillas que son obstruidas por botes vacíos, papel, cartones, residuos de todo tipo, aquí el agua se hace negra y pestilente por los lixiviados que contaminan el afluente.



Donde antes había ranas, charales y demás fauna, ahora ya no existe más que basura y mal olor, se quejan los vecinos.

En esta nota:
  • basura
  • corrupción
  • bosque
  • Real del Monte
  • Pueblo Mágico
  • tiradero clandestino basura

Y tú, ¿qué opinas?