Noticias

La fiscalía dice que Gumaro Pérez, el periodista asesinado en México, era parte de un grupo delictivo

A un día de su muerte, los investigadores informan de que Gumaro Pérez "colaboraba en actividades ilícitas"+

Por:

Apenas un día después del asesinato del periodista Gumaro Pérez en Veracruz, la fiscalía estatal ha informado de que su muerte no tiene que ver con su labor profesional

Apenas un día después del asesinato del periodista Gumaro Pérez en Veracruz, la fiscalía estatal ha informado de que su muerte no tiene que ver con su labor profesional

Apenas un día después del asesinato del periodista Gumaro Pérez en Veracruz, la fiscalía estatal ha informado de que su muerte no tiene que ver con su labor profesional. Es más, los investigadores aseguran que Pérez formaba parte de "un grupo de la delincuencia organizada".

El asesinato de Gumaro Pérez trascendió el martes a mediodía. Un hombre armado, confirmaron más tarde las autoridades, irrumpió en una escuela de Acayucan, en el sur del estado. Allá estaba Gumaro, en el salón de clases de su hijo, asistiendo a una actividad prenavideña. Juan José Barragán, secretario de la asociación de periodistas independientes de Acayucan, confirmaba a EL PAÍS la noticia: "Él estaba en el festival de su niño, y en eso llegó una persona armada e ingresó al salón y le disparó cuatro veces y huyó. No hubo más heridos y su hijo no vio cuando le dispararon porque estaba jugando afuera del salón".

Gumaro se convertía así en el duodécimo reportero asesinado este año en México, el número 39 desde que empezó el mandato del presidente Enrique Peña Nieto, en 2012. La presidenta de la Comisión Estatal de Atención y Protección a Periodistas, CEAPP, Ana Laura Pérez, informaba además de que Gumaro formaba parte del mecanismo de protección del Gobierno estatal. Luego aclaró que el mecanismo sólo se activaba en coberturas. El reportero laboraba además en el ayuntamiento de Acayucan.

La información desvelada este miércoles por la fiscalía supone un giro total en la narrativa del asesinato. Los investigadores sostienen su tesis en "imágenes y conversaciones del aparato telefónico móvil" de Pérez. Además, dice el comunicado, "existen registros proporcionados por el área de Prevención y Readaptación Social dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), de múltiples visitas realizadas por el finado a Gil "N", alias "El Negro", quien se encuentra recluido en un centro penitenciario y a quien se vincula con el liderazgo del citado grupo delictivo".

En otro comunicado, divulgado este miércoles por la mañana, la fiscalía explicaba que la pareja del reportero había confirmado que no estaba trabajando de periodista para ningún medio, información que, dicen los investigadores, corroboraron con El Golfo Pacífico, el Diario de Acayucan, el Liberal de Coatzacoalcos y La Voz del Sur, medios con los que alguna vez colaboró. Además, dice el comunicado, "un portal de su autoría fue dado de baja hace meses".

Pérez, de CEAPP, pide una "investigación profesional, exhaustiva y eficaz. Obviamente no nos parece que lo primero que se haga es desprestigiarlo". Al conocer el último comunicado de la fiscalía, ha insistido en que se profundice en la investigación, que no está bien que lo primero que se haga es desprestigiarlo, "aunque tampoco podemos defender a alguien que trabaja con un grupo delictivo".

La fiscalía concluye que el asesinato de Gumaro fue cosa del grupo delictivo contrario al que servía.

Las condenas al asesinato del reportero se suceden desde ayer. Hoy, la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, hacía lo propio. Su presidente, Gustavo Mohme, repudió el hecho y consideró aún más "despreciable que haya ocurrido dentro de un centro educativo". Además, añadió su "consternación ante la cifra de periodistas asesinados este año en el país, la mayoría en la impunidad".

En esta nota:
  • Alías
  • Gumaro
  • Periodismo
  • SEguridad Pública
  • El Negro
  • Movil

Y tú, ¿qué opinas?