Noticias

Niega constructora acusaciones por falta de permisos en Tepeji

El delegado y subdelegado de la comunidad Taxhido señalaron “actos de mala fe” por parte de representantes de Hogares Altavista. 

Avatar del

Por: Joselyn Sánchez

Niega constructora acusaciones por falta de permisos en Tepeji

Niega constructora acusaciones por falta de permisos en Tepeji

Alejandro Kuri, responsable de relaciones públicas del fraccionamiento Hogares Altavista, negó que el complejo habitacional carezca de permisos, como lo argumenta el delegado y subdelegado de Taxhido, en Tepeji del Río.

Incluso, Alejandro Kuri argumentó apoyos que han dado a la comunidad y que autoridades locales, agregó, han omitido informar.

En días pasados, Alejandro Vázquez Guerra y Miguel Ángel Lozada Sosa, delegado y subdelegado de la comunidad de Taxhido, respectivamente, informaron a través de redes sociales que acudieron a la Cámara Baja, en San Lázaro, para denunciar presuntos actos de mala fe del desarrollo habitacional.

Esto, porque según argumentan, los encargados de la obra de Altavista carecen de permisos, incluso, acusaron que la administración municipal está en contubernio con la desarrolladora de casas.

Ante ello, Alejandro Kuri, representante de Altavista, y Rodrigo Contreras, responsable de obra que realiza la constructora Maduz Construcciones S.A. de C.V., mostraron 45 permisos que tienen desde 2016 para la edificación del fraccionamiento.

Sin embargo, la construcción de 123 viviendas que conforman el fraccionamiento fue aplazada para enero de este año, hasta tener todos los permisos que requieren y que son emitidos por dependencias federales, estatales y municipales, afirmó el empresario.

Asimismo, contó que se coordinaron con el delegado y subdelegado para las obras de mitigación que deben realizarse y, por ello, en un primer momento hicieron una ampliación del drenaje para dar servicio por 20 años, con la opción de que los vecinos de Taxhido puedan conectarse a él.

También se asignó una superficie de 3 mil metros cuadrados para un área de juegos infantiles que estará abierta a todos los vecinos; asimismo, la empresa donó un terreno para ampliar la carretera de acceso y acordaron hacer reparación de caminos que resulten afectados con los trabajos.
 
Señalaron atendieron solicitudes como apoyo para construir una banqueta de la primaria, la compra de enceres para el día de las madres y otros festejos, la donación de dinero para festejos patronales y entregaron dos revolvedoras con un costo de 39 mil pesos.

Sin importar esto, el empresario dijo que el delegado y subdelegado le solicitaron “otras obras, pero son imposibles y con un alto costo, además de que no son las que nos ha propuesto el municipio”.

Por lo que ante la respuesta de la desarrolladora del fraccionamiento, el 17 de este mes el delegado y subdelegado faltaron a las mesas semanales donde se realizaba el seguimiento de las obras de mitigación y fue cuando acusaron falta de permisos y actos de “mala fe” contra la comunidad.

Comentarios