Noticias

Pena para presunto feminicida sería de hasta 50 años; así fue su audiencia pública

Daniel M., de 35 años de edad, permaneció serio ante el juez mientras este dictó su vinculación a proceso por el feminicidio de su expareja en Pachuca.
 

Avatar del

Por: Miriam Avilés

Pena para presunto feminicida sería de hasta 50 años; así fue su audiencia pública

Pena para presunto feminicida sería de hasta 50 años; así fue su audiencia pública

Vestido con playera negra de camuflaje en las mangas, cabello recogido y atado con una liga, Daniel M. se presentó a la audiencia pública en la cual fue vinculado a proceso por el delito de feminicidio, ocurrido el primero de octubre en el barrio alto de San Clemente, en Pachuca

De facciones delgadas y finas, el hombre se mantuvo estoico y con la mirada al frente, solo se acercó a su abogado en las tres ocasiones que el juez de control Ciro Juárez le pidió tomar una determinación con aval de su defensa; sin embargo, se reservó su derecho y se limitó a contestar “sin manifestación”

En la audiencia de vinculación llevada a cabo la tarde de ayer, el único momento en que su rostro se mostró sorprendido fue cuando el juez le informó que el delito de feminicidio tiene una de las penas más altas en la entidad. 

Con 35 años de edad, Daniel podría alcanzar una pena de entre 25 a 50 años de prisión por el delito de feminicidio, toda vez que se confirmaron las agravantes tales como que era pareja de la víctima, de acuerdo con el artículo 139 bis del Código Penal.

El gesto de Daniel fue de desconcierto, pero no bajó la mirada, simplemente se enfocó en el juez y asintió.  

De tez apiñonada y estatura media, según lo dicho por el Ministerio Público, el hombre de 35 años de edad habría asesinado a su exesposa Catalina, asfixiándola, entre las 3:00 y las 15:00 horas del primero de octubre.

De acuerdo con versiones de hermanos de Catalina, fue hasta el 2 de octubre, cerca de las 7:00 horas, cuando acudieron a la casa de la mujer para buscarla y encontraron a Daniel en la vivienda quien no les permitía entrar a ver a sus dos sobrinos.

Ya que lo consideran como un hombre violento, de inmediato pidieron ingresar a la vivienda, pero Daniel les impidió el paso a una de las habitaciones; cuando lograron entrar una de sus hermanas descubrió un extraño tambo y al asomarse encontró el cuerpo de Catalina envuelto en una cobija. 

De acuerdo con datos de los vecinos, observaron el ingreso tanto de Daniel como de Catalina a la casa; esta regresó de llevar a sus hijos de la escuela y más tarde el ahora imputado salió y volvió al domicilio.

El grupo de WhatsApp de los hermanos los habría puesto en alerta, luego que recibieron mensaje del número celular de Catalina a las 5:50 de la mañana del 2 de octubre, informándoles que supuestamente se iba a Monterrey con otro hombre, que los niños quedarían bajo custodia de su expareja, pero que antes le permitieran a Daniel sacar algunas cosas de la casa.

Esta situación que observaron con sorpresa, más aún cuando intentaron comunicarse por medio de llamadas telefónicas con su hermana, pero no respondió.  

De acuerdo con los datos enumerados por el juez, el teléfono de Catalina fue encontrado en las bolsas de Daniel, justo cuando los hermanos lo interceptaron y golpearon en la vía pública para que confesara el paradero de ella. 

En ese momento, una llamada entrante delató que el celular estaba entre la ropa de Daniel, por lo que el Ministerio Público argumentó que los mensajes enviados desde el teléfono de Catalina los habría mandado el inculpado.

Cabe destacar que una de las hermanas dio cuenta que en una ocasión vio a Catalina golpeada y esta le habría confesado que Daniel fue el responsable. 

Asimismo, vecinos refirieron el maltrato del cual era objeto y que también consta en una carpeta de investigación ante la Procuraduría General de Justicia del Estado de Hidalgo (PGJEH), pero de la cual nunca se dio sentencia ni medidas de restricción.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?