Noticias

Pide cronista a INAH rescatar túneles que conectan a Hidalgo y Veracruz

Francisco Mogica asegura que dicho sitio comunica a través de túneles los municipios de Huejutla, Hidalgo, y Chiconamel, en Veracruz.
 

Avatar del

Por: Juan Manuel Lagunes

Pide cronista a INAH rescatar túneles que conectan a Hidalgo y Veracruz

Pide cronista a INAH rescatar túneles que conectan a Hidalgo y Veracruz

El cronista de la ciudad de Huejutla, Francisco Mogica, refirió que hasta el momento personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) sigue sin atender su solicitud de rescatar el llamado Hoyo del Anís que, dijo, comunica a través de túneles los municipios Huejutla, Hidalgo, con Chiconamel, en Veracruz.

Apuntó la importancia de este tema y señaló que muchos ciudadanos de Huejutla consideran este espacio como un patrimonio cultural para nuevas generaciones.

Desde hace años ha solicitado la intervención del INAH para rescatar la zona de túneles que presuntamente comunican al municipio Huejutla con Chiconamel, Veracruz. “Mis gestiones comenzaron en 2005 y no han tenido eco”, comentó.

En entrevista, Francisco Mogica recordó que algunas personas pudieron entrar a los túneles por la parte baja de la capilla del Sagrado Corazón; sin embargo, dijo que el párroco del lugar decidió no permitir un segundo ingreso a la zona que supuestamente conecta con el Hoyo del Anís, además de otros lugares de Huejutla y Chiconamel.

El cronista agregó que hasta hoy “el INAH no ha mostrado ningún interés en este tema”, y aseguró que hay indicios de la existencia de una zona de túneles que tienen conexión con las capillas que hay en las comunidades Hueynali y Panacaxtlán, de Huejutla.

Francisco Mogica declaró que continuará con la insistencia para el rescate del Hoyo del Anís, pues considera que sería un detonante para la economía local y regional como atracción turística.

El cronista de Huejutla mencionó haber estado en varias ocasiones en este lugar, cuya ubicación está en la colonia Providencia de ese municipio.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?