Piden automovilistas reductores de velocidad en entronque de Colosio y Minero

Ante el riesgo que implica el entronque de los bulevares Colosio y Minero, en la zona metropolitana de Pachuca, automovilistas piden reductores de velocidad.
 

Avatar del

Por: Luis Godínez

Piden automovilistas reductores de velocidad en entronque de Colosio y Minero

Piden automovilistas reductores de velocidad en entronque de Colosio y Minero

El cruce de los bulevares Luis Donaldo Colosio y Minero, dos de los más transitados de la zona metropolitana de Pachuca, representa peligro vehicular, afirmaron conductores que solicitan a las autoridades de tránsito colocar reductores de velocidad o una mejor señalética en la vialidad.

Uno de los entronques más peligrosos de la capital hidalguense, según automovilistas que respondieron en un sondeo realizado por AM Hidalgo, está en los bulevares señalados, que a decir de los usuarios durante las horas de mayor tráfico, a medio día y por las noches, se vuelve una zona de alto peligro.

Lo anterior se debe a la gran cantidad de automóviles que buscan seguir su camino por alguno de los dos bulevares o bien salir hacia la carretera Pachuca-Actopan, además de la falta de iluminación y señalética que priva en la zona.

¿Demasiados anuncios?

Disminuir publicidad

Según refirieron automovilistas, poner reductores de velocidad en cualquiera de los dos carriles o iluminar de mejor manera la zona puede ser la clave para hacerla mejor transitable y evitar posibles accidentes automovilísticos.

“Antes había reductores en el puente que va del Colosio a la salida hacia Actopan, pero con el tiempo han desaparecido, entonces los que vienen de ese bulevar llevan gran velocidad a unos cuantos metros del entronque con el bulevar Minero”, comentó Roberto, quien lleva más de 20 años como taxista en Pachuca.

Lo que mencionó el trabajador del volante fue constatado por este medio de comunicación, ya que los reductores de velocidad del puente prácticamente han sido borrados del pavimento, por lo que las altas velocidades son constantes en la vialidad, situación que empeora la problemática previamente señalada.

A decir de los inconformes, es común ver a elementos de la Policía Municipal de Pachuca rondando el lugar, además de que por ahí tienen su cuartel general, es una zona predilecta para aplicar infracciones por la gran afluencia vehicular.

“En un espacio de pocos metros tienes que cruzar dos carriles concurridos si vienes del Minero y quieres tomar el bulevar Colosio, es una maniobra muy peligrosa porque los otros coches vienen de frente y a gran velocidad, hace falta señalética o un tope para que te de tiempo de cruzar”, comentó un automovilista.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?

Te podría interesar