Noticias

Pirámides no son sitios de recarga de energía: arqueólogo

Luis Manuel Gamboa impartió una ponencia en el Congreso de Arqueología en Tula.

Por:

Foto: Joselyn Sánchez

Foto: Joselyn Sánchez

No existen pruebas científicas de que los sitios arqueológicos sean puntos de recarga energética como mucha gente piensa, esa creencia fue originada por los medios de comunicación desde los 70, señaló el especialista residente de la zona arqueológica de Tula, Luis Manuel Gamboa Cabezas.

Como parte del segundo Congreso de Arqueología, realizado en el marco del equinoccio de primavera, el arqueólogo presentó una ponencia para exponer las diversas creencias y actividades que se realizan en la zona arqueológica de Tula, en el marco en estas fechas.

Cada 21 de marzo se pueden ver personas que acuden a la zona arqueológica a hacer "limpias energéticas", lo cual no está mal afirma el estudioso, sino que se cobra por ello, por lo que el arqueólogo lo cataloga como charlatanería, ya que solo acuden a sacarle dinero a los visitantes.

Además, este tipo de personas han recriminado que no les dejan hacer las limpias en los templos, Gamboa Cabezas recalcó que dañan los monumentos con el aceite que traen, asimismo, con el fuego que usan pueden provocar incendios que en lugar de ser beneficiosos dañan el patrimonio cultural y natural de Tula.

"Las zonas arqueológicas son de todos, no debemos comercializar y aprovecharnos de ellas", puntualizó.

Durante su ponencia, explicó que la idea de que los monumentos prehispánicos son puntos energéticos en los que los visitantes pueden recargarse de energía viene de un viejo ilusionista que en los 70 comenzó a poner de moda esa creencia.

"Uri Geller fue uno de los pioneros en promover el poder de las pirámides como centros energéticos, ya que era un joven parapsicólogo que tuvo varias presentaciones en la televisión, en donde presuntamente desafiaba la leyes de la física torciendo cucharas y derritiendo metales con la fuerza de la mente", dijo.

Desde ese momento diversas personas comenzaron a escribir sobre energía mental y en los 70 se mezcló la idea con otras creencias, como la presencia de ovnis en los centros ceremoniales durante fechas emblemáticas, lo que llevó a la gente a visitar las zonas arqueológicas en equinoccios y solsticios.

Estas ideas fueron ampliamente difundidas en televisión por Raúl Velasco, conductor del programa Siempre en Domingo, quién aceptaba como ciertas todas estas creencias, incluso invitaba a la gente a vestir de blanco al momento de acudir a "cargarse de energía", ya que el blanco significa pureza en occidente.

En contraparte, existen danzantes y pobladores que realizan ceremonias y rituales sagrados que no buscan lucrar, sino reconectar a la gente con la tierra y el cosmos.

Finalmente, el arqueólogo puntualizó que en cada zona arqueológica hay espacios señalados para ver la entrada de los equinoccios y solsticios, los cuales casi no son conocidos por los visitantes.

En esta nota:
  • Tula
  • equinocción
  • piramides
8am

Recibe gratis por email las 8 noticias esenciales de AM, antes de las 8:00 a.m.

8am

Y tú, ¿qué opinas?