Noticias

Policías se matan a balazos en la calle

Agentes de la PDI perseguían a supuesto delincuente; un elemento de la FGR, dicen, cuidaba a una familia.

Avatar del

Por: El Universal

Policías se matan a balazos en la calle(El Universal)

Policías se matan a balazos en la calle | El Universal

Ciudad de México.- Los hechos ocurrieron alrededor de las 14:30 horas cuando dos elementos de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención del Delito de Robo de Vehículos y Transporte perseguían a dos presuntos delincuentes a bordo de una motocicleta, quienes entraron a la vecindad marcada con el número 51 de la calle Doctor Norma.

Versiones de testigos refieren que los supuestos delincuentes pidieron la ayuda, motivo por el que el elemento federal, Ramón Lara, quien se encontraba en la tienda de abarrotes “La Chiquita”, desenfundó el arma y disparó en contra de los policías locales.

En la refriega, el elemento de la procuraduría local, Fildemar Zúñiga, con número de empleado 900638 y placa 3975, resultó lesionado, por lo que fue trasladado de inmediato a un hospital donde minutos más tarde perdió la vida, debido al impacto de una bala en el tórax.

El agente de la FGR también cayó abatido de varios balazos en el cuerpo —pues otro agente capitalino le disparó— en la entrada de la tienda de abarrotes, hasta donde arribaron elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC), PDI y AIC, quienes encontraron más de 45 casquillos percutidos.

En tanto, los dos presuntos delincuentes que desataron la balacera se metieron a la vecindad y no fueron capturados.

Fuentes consultadas refirieron que el agente federal Ramón Lara estaba asignado como escolta a una familia que cuenta con medidas cautelares otorgadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, tras la desaparición de uno de sus integrantes en el año 2002.

Testigos mencionaron que al ver la forma en que se presentaron los policías capitalinos y que realizaban disparos, alcanzó a decir a la familia que se metiera a su domicilio, para luego disparar.

Incluso detallaron que aún tendido en el piso de la miscelánea, gritó que cerraran la puerta del domicilio.

Al verlo caído, los demás policías de Investigación que participaban en la persecución se introdujeron en la vecindad y comenzaron a patear la puerta de una vivienda para hacer la detención de los dos sujetos, pero sin lograrlo.

El representante legal de la familia precisó que sus integrantes ya habían sido blanco de dos ataques, uno de ellos en contra de uno de los hijos, quien fue asesinado en la misma colonia Doctores, además de que la madre fue detenida en un operativo realizado por narcomenudeo en la vecindad, pero fue puesta en libertad.

Según el abogado, el ataque a su escolta se suma a la serie de hechos en contra de esta familia, por lo que debe ser la principal línea de investigación que la Fiscalía de Homicidios debe perseguir.

La PGJ abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio calificado e inició las indagatorias para determinar con precisión qué fue lo que sucedió sobre el enfrentamiento ocurrido la tarde de ayer en calles de la colonia Doctores.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?