Noticias

Protestan en Atotonilco de Tula por inseguridad; instalarán cámaras de vigilancia

Habitantes de la comunidad Progreso de Atotonilco acudieron a la alcaldía a solicitar estrategias para disminuir la delincuencia.
 

Avatar del

Por: Joselyn Sánchez

Protestan en Atotonilco de Tula por inseguridad; instalarán cámaras de vigilancia

Protestan en Atotonilco de Tula por inseguridad; instalarán cámaras de vigilancia

Vecinos de Progreso, en Atotonilco de Tula, se manifestaron en la alcaldía para exigir mayor seguridad para su comunidad. Acusaron que son víctimas de constantes robos, asaltos y diversos delitos, a lo que el alcalde respondió que colocarán cámaras de videovigilancia. 

La mañana de este lunes, vecinos de Progreso de Atotonilco se reunieron en el centro de su comunidad para hablar sobre la inseguridad que padecen, donde estuvo presente la diputada local Areli Miranda Ayala, quien comentó que el municipio no forma parte del mando coordinado y enfatizó la necesidad de ese trabajo conjunto. 

Posteriormente, los vecinos decidieron acudir a la presidencia municipal donde pidieron ser atendidos por el alcalde Raúl López Ramírez, lo que consiguieron luego de insistir al interior de la alcaldía con pancartas y consignas. 

López Ramírez atendió a los inconformes junto con el diputado federal Julio César Ángeles Mendoza en la plazoleta al interior de la alcaldía. 

Al final de la reunión firmaron una minuta con cinco puntos de acuerdo. El primero señala que antes del 30 de noviembre el municipio pondrá en operación 80 cámaras de videovigilancia, colocadas en 20 puntos estratégicos de la demarcación. 

Esto, derivado de que el municipio no ha obtenido cámaras por parte del programa Hidalgo Seguro, por lo que contempla invertir recursos propios para los aparatos e implementar un C4 local, el cual podrá interconectarse con el C5i en Pachuca

Además, se informó que el municipio cuenta con 800 alarmas vecinales y acordaron que podrían colocar hasta tres de ellas por calle, al menos en la comunidad Progreso, ya que el alcalde admitió que es una "bomba de tiempo". 

Sin embargo, el presidente municipal aclaró en entrevista que deberán esperar a que el Gobierno estatal ponga en operación las alarmas, también llamadas botones de pánico. 

Además, el presidente municipal expuso que este día sostendrá reunión con la Guardia Nacional para pedir que refuercen rondines, además de hablar con Mauricio Delmar, titular de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo para plantear trabajo coordinado. 

Como cuarto punto acordaron desviar el tránsito pesado que actualmente pasa por la Avenida del Trabajo, la cual es la vialidad principal de la comunidad. 

En el último punto contemplaron instalar retenes policiales para inhibir actos delictivos.

En esta nota:

Y tú, ¿qué opinas?